Compartir

Redacción BLes – El presidente del gobierno argentino, Mauricio Macri, decidido a disminuir el gasto público, ha implementado una política de reforma de la administración pública que ha resultado en una reducción de 5.000 empleados públicos en lo que va del año, de los cuales 1.800 renunciaron por no cumplir con su horario laboral, informó el medio La Nación. 

A raíz de un nuevo sistema de control de asistencia al trabajo, se puso de manifiesto que había un número importante de empleados públicos que no cumplían con sus horarios de trabajo.

En la actualidad 68 organismos cuentan con control biométrico instalado y otros 28 están en proceso de licitación, según describe el mensaje del Proyecto de Ley de presupuesto 2019

Estos sistemas revelaron que, en el Congreso, unos 500 empleados de ambas cámaras no observaban sus horarios de trabajo y terminaron renunciando o bien están amonestados por sus superiores.

Sistemas biométricos de control se han instalado en 68 organismos oficiales en Argentina.
Sistemas biométricos de control se han instalado en 68 organismos oficiales en Argentina.

Retiros y jubilaciones anticipadas

También se han producido un número elevado de retiros voluntarios y jubilaciones anticipadas en todas las administraciones. 

Mediante el Decreto N° 263/18, la administración Macri creó el “Programa Retiro Voluntario” que permite al personal de la administración pública, que reúne ciertas condiciones, retirarse y cobrar cuotas durante un tiempo, de acuerdo con su antigüedad. 

A julio de 2018 se encuentran adheridos a este programa 1.756 agentes, según fuentes oficiales.

Reforma de la administración pública

Un informe realizado por la Oficina de Presupuesto del Congreso (OPC) detalla que el año que viene disminuirán la cantidad de cargos de función pública en un 1,8% con respecto al año anterior. 

La mayor disminución porcentual se registra en el Poder Legislativo (-7,5%), con una variación absoluta de 1.320 cargos menos respecto a 2018.

En el Poder Ejecutivo, que representa el 85% del total de cargos de la Administración Nacional, la cantidad de cargos financiados en 2019 bajará un 1,6%, explica el informe, es decir unos 5.000 cargos menos.

El informe también destaca un crecimiento en la cantidad de cargos en el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, específicamente en el Servicio Penitenciario Federal (+2.331 cargos), y una disminución en el Ministerio de Defensa que obedece principalmente a la caída de 1.640 cargos en el Estado Mayor General del Ejército, y 998 cargos en el Estado Mayor General de la Armada. 

Sin embargo, esta reforma de la administración pública no es nada nuevo, ya comenzó apenas Macri asumió el cargo y el momento más intenso fue en diciembre de 2015, cuando se suprimieron 11.000 empleos públicos, según recuerda El País. 

Presidente Mauricio Macri
Presidente Mauricio Macri

De acuerdo a datos oficiales recogidos por el mismo medio, en 2016 había 3,9 millones de empleados públicos en el país, contemplando los tres niveles de gobierno (nacional, provincial, municipal).

Es decir que, en 2016, el empleo público representaba el 18,8% del total de trabajadores.

Comparado con otros países de América Latina este porcentaje ya era alto. En Uruguay, los trabajadores públicos representan el 12,7% del total; en Brasil, el 11,5%; en México, el 10%, afirma El País. 

Austeridad en el gasto público

El presidente argentino ya puso en marcha en junio medidas de reducción y austeridad del gasto público. 

Entre otras iniciativas estaba el congelamiento de las vacantes de empleo público, la reducción de viajes, el recorte de autos oficiales y una poda en el presupuesto de las universidades, con el objetivo de generar un ahorro y dar señales de austeridad, informó Infobae.

Macri heredó un enorme déficit fiscal de los ocho años de gobierno de Cristina Kirchner, que dejó el país con la mayoría de indicadores económicos en retroceso: una reducción de un 39% de las reservas del Banco Central, más inflación, atraso cambiario y la economía estancada, según recoge el medio Infobae. 

El presidente, en un artículo publicado ayer domingo en el diario El Día, expresa su intención de emprender políticas a largo plazo, porque entiende que los cambios profundos tienen que producirse con tiempo. 

“No hay soluciones ni respuestas mágicas, no se transforma un país de la noche a la mañana, ni en un año, ni en una gestión de gobierno. Se transforma en décadas, más allá de los mandatos presidenciales”, afirmó. 

Concluyó asegurando que su intención es dejar un país más justo a quien le suceda en el cargo, con obras terminadas. 

“Cada uno de nuestros logros es fruto del esfuerzo de todos y, al ver que el esfuerzo que hacemos vale la pena, simplemente confiamos. Porque vemos que estamos cambiando el país y ¡eso no se lo lleva ningún gobierno!”, concluyó. 

Argentina: 1.800 empleados públicos renuncian por no cumplir con sus horarios
5 (100%) 1 voto

Compartir
Categorías: América Argentina


Video Destacados

Ad will display in 09 seconds