- BLes.com - http://m.bles.com -

Un informe de Planned Parenthood demuestra que está repleto del dinero de los contribuyentes

La nueva presidenta de Planned Parenthood, Leana Wen, admitió [1] recientemente que su misión principal es “ampliar la accesibilidad al aborto”, y el nuevo informe anual de Planned Parenthood lo demuestra.

Nuestro equipo ha actualizado nuestro análisis anual de la cultura de la muerte de Planned Parenthood [2] para darle los datos sobre lo que se está haciendo con el dinero de sus impuestos. ¿El resultado final? Más de 900 bebés se ven sometidos al aborto, todos los días, por Planned Parenthood.

En el año fiscal 2017, Planned Parenthood aumentó [2] los abortos en más de 11.000 en comparación con el año fiscal anterior, mientras que sus otros servicios para mujeres han disminuido constantemente.

Planned Parenthood también continúa desmitificando el mito de que el aborto es sólo el 3 por ciento de los “servicios” que proporciona. Pero una rápida revisión de los números revela que esto es falso. Planned Parenthood cometió [2] 332.757 abortos en 2017-2018 y vio a 2 millones cuatrocientas mil personas, y si los abortos fueron practicados a pacientes individuales, entonces el 13 por ciento de todas sus pacientes recibieron abortos.

Aunque Planned Parenthood resta importancia a sus estadísticas de aborto, a menudo destaca sus servicios no relacionados con el aborto al contar múltiples servicios para una sola clienta como servicios separados. Lo que en realidad [2] era sólo el 3 por ciento eran sus servicios para mantener a los bebés con vida: los servicios prenatales.

Aunque Planned Parenthood es el proveedor de servicios de aborto más grande del país, y aunque trafica con partes del cuerpo de bebés [3] y encubre el abuso sexual [4], sigue recibiendo fondos por razones políticas y se esconde detrás de la sombra de hacer “atención de la salud” para aumentar su elegibilidad para recibir fondos.

Estos son los hechos [2]: En los últimos ocho años, los programas de detección y prevención del cáncer han disminuido constantemente en un 66 por ciento, los exámenes de mama han disminuido en más del 64 por ciento y los servicios prenatales han disminuido constantemente en un 77 por ciento.

A medida que los abortos han aumentado y los servicios a las mujeres han disminuido, su financiamiento gubernamental ha aumentado. Planned Parenthood recibió 563 millones ochocientos mil dólares en subsidios y contratos combinados del gobierno federal, estatal y local en el año fiscal 2017. Esto supone un aumento [2] de más de 20 millones de dólares con respecto a la financiación del año anterior. Además, Planned Parenthood reportó un exceso de ingresos sobre los gastos de 244 millones ochocientos mil, un aumento de 146 millones trescientos mil, sólo en un año.

No hay razón para seguir apoyando a una organización que se beneficia de sesgar vidas de inocentes mientras proporciona una disminución constante en los genuinos “servicios de salud”, algo para lo que el gobierno originalmente le dio el dinero de los contribuyentes.

De todos los fondos recibidos por Planned Parenthood, el 34 por ciento proviene [2] de los bolsillos de los contribuyentes. Estas subvenciones y contratos del gobierno financiados por nuestros dólares de impuestos pueden y deben utilizarse mejor. Nuestras conciencias lo saben, y los números lo demuestran.

Y, por cierto, el informe de 2017-2018 [5] también muestra 802 millones seiscientos mil dólares en activos netos no restringidos, fondos que Planned Parenthood puede utilizar en caso de que pierda sus fondos gubernamentales.

Tony Perkins – The Daily Signal [6]

Ir a la Portada de BLes.com [7].