El presidente estadounidense Donald Trump acusó ayer al especulador George Soros de financiar las protestas contra la nominación del juez Brett Kavanaugh como miembro de la Corte Suprema.

A través de Twitter, el mandatario mencionó el episodio registrado en los ascensores del Capitolio (donde se trata la nominación) en el cual el senador republicano Orrin Hatch, quien apoya al juez propuesto, fue acorralado por varias mujeres furiosas, supuestas víctimas del asalto sexual, que le exigían que hablara con ellas.

“Las gritonas del ascensor, muy groseras, son profesionales pagadas, sólo buscando hacer que los senadores se vean mal. ¡No caigan en eso! También, mira todas las pancartas idénticas profesionalmente hechas. Pagadas por Soros y otros. ¡Estos no son letreros hechos en el sótano, por amor!”, escribió Trump.

En el medio de la campaña electoral, la oposición de los demócratas al nombramiento de Kavanaugh no tiene precedentes: en una de las audiencias para las declaraciones de apertura, dentro del proceso, se presentaron 63 interrupciones.

Las manifestaciones en el exterior de la sala hicieron arrestar a 300 personas, en tanto que se presentaron una infinidad de documentos que podrían haber dilatado la votación durante meses.

La propuesta de Kavanaugh ha sido obstaculizada por miembros del Partido Demócrata que lo acusaron de mal comportamiento sexual con respecto a tres mujeres que dijeron haber sido acosadas por el juez.

Sin embargo, la poca rigurosidad de los testigos presentados, la incongruencia de los testimonios y la investigación especial del FBI que no arrojó resultados en contra del juez, hicieron que la nominación entre en la recta final y hoy sea votada en el Senado.

Las injerencias de Soros

George Soros.

Por su parte, la organización izquierdista Demand Justice, financiada por George Soros y fundada hace solo unos meses, aseguró que daría 5 millones de dólares para impedir el ingreso de Kavanaugh al máximo tribunal estadounidense.

Soros es considerado parte de las élites que encubiertamente deterioran el orden mundial establecido.

Entre sus oscuras operaciones se encuentra el hundimiento de la libra esterlina en 1992, jugada en la obtuvo 1.000 millones de dólares.

En 2017 transfirió 18.000 millones de dólares a su organización Open Society Foundations (OPS), desde la cual pretende implantar sus ideas globalistas, y con la que financia multitud de movimientos izquierdistas en todo el mundo.

Las organizaciones del especulador ya están siendo prohibidas en países como Rusia, Uzbekistan, China, Egipto e Irán.

Así las cosas, el proceso para el nombramiento del juez Kavanaugh avanza firmemente en su aceptación como miembro de la Corte Suprema, dado que el viernes el Senado votó en favor de su elección como tal y la votación definitiva será el sábado 6 de octubre.

José Ignacio Hermosa – BLes

Trump acusa al especulador George Soros de financiar las protestas contra el juez Kavanaugh
Califique esta publicación
Temas: Categorías: América EE.UU


Video Destacados

Ad will display in 09 seconds