Una organización conservadora sin fines de lucro lanzó el 14 de octubre una campaña publicitaria de un millón de dólares para presionar al Congreso a aprobar el Acuerdo entre México, Estados Unidos y Canadá (AMEC), el nombre que se le dio al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) renegociado.

El acuerdo incluye disposiciones laborales que los demócratas venían impulsando hace mucho tiempo. Combinado con el apoyo republicano al presidente Donald Trump, la aprobación del acuerdo en el Congreso no debería tener obstáculos, pero poco es seguro en el clima político actual, según Curtis Ellis, asesor de políticas senior para America First Policies (AFP), el grupo detrás de la campaña publicitaria.

“En el clima actual de resistencia desenfrenada y obstrucción por parte de los demócratas, nada puede darse por sentado”, dijo Ellis, quien se desempeñó como asesor de políticas de la campaña de Trump.

“En un mundo normal y en un momento normal, no habría absolutamente ninguna disputa sobre las virtudes del AMEC. Aborda las inquietudes sobre las disposiciones laborales, la protección de la propiedad intelectual, y fomenta la innovación de la manufactura en Estados Unidos”.

El anuncio televisivo de 30 segundos promociona el AMEC como un “mejor acuerdo para los agricultores estadounidenses” y “un nuevo amanecer para los fabricantes de automóviles estadounidenses”. El anuncio insta a las personas a llamar a sus representantes en el Congreso para pedirles que aprueben el acuerdo.

El anuncio se emitirá en Fox News y Fox Business desde el 15 de octubre al 9 de noviembre, según Alex Titus, asesor de políticas para AFP.

La administración Trump está negociando el acuerdo bajo la autoridad de promoción comercial de vía rápida, lo que significa que solo se requiere una mayoría de votos en ambas Cámaras.

El presidente Donald Trump hizo campaña con la promesa de deshacer el TLCAN, calificándolo como “el peor acuerdo comercial que jamás se haya hecho”. La Casa Blanca negoció un acuerdo revisado durante más de un año antes de llegar a un acuerdo con México al que Canadá se unió horas antes de la fecha tope.

Trump es consciente de que el acuerdo podría enfrentar la oposición de los demócratas.

“Luego lo presentaré para su aprobación al Congreso donde, en teoría, no debería haber problemas, pero cualquier cosa que se envíe al Congreso es un problema”, dijo Trump el 1 de octubre.

“No importa lo que sea; si es el mejor acuerdo que se haya firmado, dirán: ‘Bueno, ya sabes, a Trump le gusta, por lo tanto, no lo aprobaremos porque eso sería bueno para los republicanos. Así que, por lo tanto, no podemos aprobarlo”.

A través de La Gran Época.

Grupo pro-Trump invierte un millón de dólares en apoyo al nuevo acuerdo con México
5 (100%) 1 voto
Categorías: América EE.UU


Video Destacados

Ad will display in 09 seconds