Compartir

La mayoría de los votantes hispanos en Estados Unidos quieren fronteras seguras y que la ley de inmigración se aplique de manera más estricta, según una encuesta realizada el 24 y 25 de junio pasado.

Casi dos tercios (62 por ciento) de los votantes prefirieron fronteras seguras a tener “básicamente fronteras abiertas”, según la encuesta de Harvard-Harrison, mientras que el 52 por ciento creía que la actual seguridad fronteriza es inadecuada. Más de la mitad (51 por ciento) también estuvo de acuerdo en que la aplicación de la ley de inmigración debe ser más estricta, en lugar de ser más flexible.

La mayoría de los votantes (57 por ciento) cree que la gente que cruza ilegalmente la frontera no debería ser enjuiciada por infringir la ley. Pero la mayoría (52 por ciento) también cree que los que cruzan ilegalmente deben ser enviados a casa. Incluso cuando son padres con hijos los que entran ilegalmente a Estados Unidos, el 53 por ciento de los votantes hispanos cree que deben ser enviados a sus países de origen.

Una de las preguntas de la encuesta también explicaba la actual propuesta republicana para una reforma migratoria, llamándola “un acuerdo del Congreso que otorga a los inmigrantes indocumentados traídos aquí por sus padres permisos de trabajo y un camino hacia la ciudadanía a cambio de aumentar la preferencia por el mérito respecto a la preferencia por los lazos familiares, eliminar la lotería de visas de diversidad y financiar el muro de seguridad en la frontera entre Estados Unidos y México”.

Nicole Ballistrea, agente de la Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos, vigila la cerca fronteriza entre México y los Estados Unidos en Nogales, Arizona, el 9 de diciembre de 2014. (John Moore/Getty Images)

Casi dos tercios (64 por ciento) de los encuestados hispanos estaban a favor de la propuesta.

Algunos demócratas destacados, como la senadora Kirsten Gillibrand (demócrata por Nueva York) y el alcalde de la ciudad de Nueva York, Bill de Blasio, recientemente abogaron por rechazar a la Agencia Federal de Inmigración y Control de Aduanas (ICE por sus siglas en inglés).

Trump les dio la bienvenida a los demócratas para que siguieran con esa idea, prediciendo que les costaría las elecciones.

“Esa va a ser su plataforma. Fronteras abiertas, lo que equivale a crimen. Creo que nunca ganarán otra elección, así que en realidad estoy muy contento por eso”, afirmó.

La ICE es responsable de capturar, detener y deportar a los extranjeros ilegales en el interior del país. También es responsable de investigar asuntos de seguridad nacional como la trata de personas, el tráfico de drogas y armas, y las pandillas transnacionales.

Los estadounidenses apoyaron firmemente el mantenimiento del ICE, con un 69 por ciento en contra de la disolución, según la encuesta. Los votantes hispanos, sin embargo, estaban divididos al 50% sobre el tema.

La encuesta consultó a unos 1450 adultos seleccionados entre los votantes empadronados.

A través de La Gran Época.

Los votantes hispanos están a favor de fronteras más sólidas en EE. UU., según encuesta
Califique esta publicación

Compartir
Categorías: América EE.UU


Video Destacados

Ad will display in 09 seconds