Compartir

Redacción BLes – Un grupo de expertos del Departamento de Irrigación de la Universidad Autónoma Chapingo han propuesto al presidente electo Andrés Manuel López Obrador una política de Estado para hacer obligatoria la captación de agua de lluvia en las nuevas construcciones comerciales y residenciales, informó ayer el medio Inforural. 

Los científicos, dirigidos por el profesor Rafael Sánchez Bravo, director del Departamento de Irrigación de la Universidad Autónoma Chapingo proponen también hacer obligatoria la separación y reciclaje de las aguas negras y grises, para que puedan ser nuevamente utilizadas. 

Las aguas grises son las aguas residuales generadas por las actividades domésticas, como la colada, lavar los platos o la ducha. Estas aguas pueden ser recicladas en el mismo sitio para usos como el riego de jardines, ya que no contiene materia fecal.

Sin embargo, las aguas negras sí que contienen desechos humanos y materia fecal, por lo tanto, requieren de tratamientos especiales.

Las aguas grises representan el 50-80% de las aguas residuales residenciales.

Sánchez Bravo considera de vital importancia la instalación de infraestructura de captación de agua en construcciones viejas y nuevas, así como en las vías públicas de las grandes ciudades con el objetivo de reducir la extracción de agua del subsuelo, especialmente en el caso de Ciudad de México, y con ello detener el hundimiento anual de la capital del país. 

Rafael Sánchez Bravo, director del Departamento de Irrigación de la Universidad Autónoma Chapingo, durante el encuentro de ayer.
Rafael Sánchez Bravo, director del Departamento de Irrigación de la Universidad Autónoma Chapingo, durante el encuentro de ayer.

Durante una exposición a productores rurales y urbanos de las opciones que ofrece el Laboratorio de Tecnologías Hídricas Innovadoras de la Universidad Autónoma Chapingo, el experto comentó que actualmente las ciudades están diseñadas de manera que toda el agua de lluvia acaba en el drenaje.

Sánchez Bravo enfatizó que urge una “política pública inmediata, primero para que el agua pluvial no se vaya al drenaje y segundo, contar con un drenaje para conducirla hacia la recarga a los acuíferos”.

“Me refiero al Valle de la Ciudad de México que tiene espacios como Texcoco donde se podrían recargar en los acuíferos que abastecen a la CDMX”, comentó.

Además, explicó que el agua de uso doméstico hay separarla, “porque las aguas grises son fáciles de utilizar en prácticas agrícolas, son fáciles de limpiar mientras que las aguas negras representan un riesgo y demandan un tratamiento especial”, continuó.

Por ello, insistió en que “es urgente que, a partir de ya, los gobiernos obliguen a las empresas inmobiliarias a que en sus nuevas construcciones se separen las aguas grises de las aguas negras en su drenaje, así como las aguas pluviales”.

Sánchez Bravo aseguró que implementado estas medidas “veríamos un beneficio, una disminución en el agotamiento de los acuíferos de las áreas urbanas ya que, a largo plazo, es más barato usar tecnologías de este tipo que mezclar agua limpia con agua sucia y luego pretender tratarla”.

El experto indicó que, a pesar de que en un principio estas medidas requieren de una inversión inicial, a largo plazo, esta se rentabilizaría tanto en términos de coste de tratamiento de aguas como de agotamiento de recursos acuíferos. 

“Si cada casa tuviera, en tiempo de lluvias, cosecha de agua de lluvia para atender sus necesidades domésticas e higiene, dejarían de abatirse los acuíferos de la CDMX, Jalisco y Monterrey pues cada metro que se abate implica mucho dinero para extraer el agua, inducirla y llevarla a las casas”, aseguró.

Alrededor de 70% del agua pluvial en México se desperdicia entre evaporación y la que se va al drenaje, debido a la falta de acciones que permitan su captación y reutilización.

Anualmente México recibe 1.489 millones de metros cúbicos de agua en forma de precipitación, de la cual 50% se evapora y 20% se va al drenaje, principalmente en las zonas urbanas, según cifras de la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

Universidad mexicana recomienda colectar agua de lluvia y reciclar agua negra
5 (100%) 3 votos

Compartir
Categorías: América México


Video Destacados

Ad will display in 09 seconds