Juan Guaidó, reconocido como “presidente encargado” de Venezuela por más de una veintena de Gobiernos, ha asegurado este lunes que “no hay posibilidad de una guerra civil” en el país y ha expresado su “profundo agradecimiento” al presidente de España, Pedro Sánchez por su respaldo público en las últimas horas.

“Mi profundo agradecimiento con el pueblo español, mi profundo agradecimiento con el presidente Pedro Sánchez por la claridad que ha tenido (…) creo que es meridiano el reconocimiento a mi presidencia interina y el mandato que tiene”, ha afirmado desde el Parlamento que dirige, de contundente mayoría opositora.

Según Guaidó, no obstante, “para poder lograr una elección libre debe cesar la usurpación” que asegura ejerce Nicolás Maduro de la Presidencia tras haber triunfado en unas elecciones que califica de “fraudulentas”. Asimismo, indica que este ha vendido la “farsa” de una posible guerra en el país, en alusión a la entrevista con el periodista Jordi Évole.

Le puede interesar: Nicolás Maduro: “No acepto un ultimátum. No voy a dar mi brazo a torcer

Maduro con militares venezolanos
Maduro con militares venezolanos

“A mí me gustaría saber quién se va a inmolar por quien no tiene ningún tipo de respaldo político, social ni del mundo”, ha añadido después en una comparecencia. Y ha instado al Gobierno de Maduro a frenar a sus fuerzas de seguridad, tanto civiles como militares, “si de verdad quiere evitar un baño de sangre”. “También podemos hablar de que Caracas es la capital más violenta del mundo”, ha apostillado.

Sin embargo, al mismo tiempo ha declarado que “Venezuela, soberanamente, tomará la decisión que deba tomar” para cumplir con los tres objetivos que se ha marcado la Asamblea Nacional: “cesar la usurpación”, crear un gobierno de transición y celebrar elecciones “libres”. Guaidó ha aprovechado para reiterar su llamamiento a los militares venezolanos para que cambien “de bando”.

Entrada de ayuda humanitaria

En concreto, ha pedido la ayuda de los uniformados para que entre la ayuda humanitaria que varios países han prometido enviar, ya que las fronteras están controladas por los militares venezolanos. “Es un tema de humanidad”, les ha recordado, apelando a su “conciencia”. “Soldado de la patria ¿le vas a negar la ayuda a tu familia?”, ha planteado.

Manifestantes opositores participan en una caminata contra el presidente Nicolás Maduro, en Caracas, Venezuela, el miércoles 30 de enero de 2019. Los venezolanos están saliendo de sus hogares y lugares de trabajo en una huelga organizada por la oposición para exigir que Maduro deje el poder. (AP Foto/Ariana Cubillos)
Manifestantes opositores participan en una caminata contra el presidente Nicolás Maduro, en Caracas, Venezuela, el miércoles 30 de enero de 2019. Los venezolanos están saliendo de sus hogares y lugares de trabajo en una huelga organizada por la oposición para exigir que Maduro deje el poder. (AP Foto/Ariana Cubillos)

Le puede interesar: “No somos mendigos de nadie”: Maduro sobre la ayuda humanitaria.

Interrogado sobre cómo entrará la ayuda humanitaria, Guaidó ha reiterado que lo hará a través de Cúcuta, en la frontera colombiana, por otro punto en la frontera brasileña y mediante una isla caribeña que especificará en “los próximos días”.

La cuestión de la ayuda humanitaria está en manos de una comisión técnica del Parlamento venezolano que se encargará de determinar cómo entra y a quién se destina. Guaidó ha adelantado en este sentido que irá a parar a los entre 250.000 y 300.000 venezolanos “en riesgo de morir por no tener comida o tratamiento”.

El “presidente encargado” ha lamentado que Maduro siga negando la existencia de una crisis humanitaria que tiene “tres millones de embajadores”, como se ha referido a los venezolanos que en los últimos años han huido a los países vecinos.

A través de 20 Minutos.

Ir a la portada de BLes

¿Conoces nuestro canal de Youtube? ¡Suscríbete!



Video Destacados