La primera dama de Estados Unidos, Melania Trump, visitó la base Fort Bragg en Carolina del Norte, para reunirse con soldados, marineros, miembros de la Fuerza Aérea y de la Infantería de Marina de Estados Unidos, estacionados en la instalación, y sus familias.

La señora Trump, acompañada de Karen Pence, la esposa del vicepresidente Mike Pence, y el secretario de la Armada, Mark Esper, recorrieron la base, recibieron una sesión informativa sobre la selección y capacitación de los soldados de fuerzas especiales más selectos de la nación y se reunieron con estudiantes de la escuela media de Fort Bragg.

Karen Pence, la esposa del vicepresidente de EE.UU. Mike Pence, y Melania Trump, primera dama de la nación bajan del avión que las llevó a una visita a Fort Bragg, en Carolina del Norte, una de las bases militares más grandes del país. Abril 15 de 2019.
Karen Pence, la esposa del vicepresidente de EE.UU. Mike Pence, y Melania Trump, primera dama de la nación bajan del avión que las llevó a una visita a Fort Bragg, en Carolina del Norte, una de las bases militares más grandes del país. Abril 15 de 2019.

La visita se realiza por ser abril el Mes de los Niños de Familias Militares, para reconocer los sacrificios que hacen los niños de los soldados de la nación.

En su cuenta de Twitter la primera dama rindió homenaje a los hijos de familias militares. “Abril es el #MesdelosNiñosdeMilitares. Honramos y agradecemos a nuestras familias militares por el apoyo que dan y los sacrificios que hacen por nuestro gran país”, escribió.

Los estudiantes vestidos con el uniforme rojo, blanco y azul de la escuela vitorearon a la señora Trump y a la segunda dama Karen Pence, les cantaron una canción y les preguntaron sobre sus actividades diarias.

Karen Pence y Melania Trump, visitan una escuela media en Fort Bragg, Fayeteville, Carolina del Norte, una de las bases militares más grandes de EE.UU., donde hay varias unidades de fuerzas de operaciones especiales de élite. Abril 15 de 2019
Karen Pence y Melania Trump, visitan una escuela media en Fort Bragg, Fayeteville, Carolina del Norte, una de las bases militares más grandes de EE.UU., donde hay varias unidades de fuerzas de operaciones especiales de élite. Abril 15 de 2019

“Mantenemos la casa del pueblo en perfecto estado”, dijo la primera dama, explicando que trabaja en el Ala Este de la Casa Blanca, tiene 12 personas que trabajan a su cargo y ayuda a supervisar a las personas que trabajan en la Mansión Ejecutiva y trabaja con la Asociación Histórica de la Casa Blanca.

Sus comentarios fueron citados por el diario local The Fayetteville Observer.

La esposa del vicepresidente Pence, dijo que siempre le “honra la oportunidad de visitar a los soldados que sirven y trabajan incansablemente para proteger nuestras libertades”, y a los estudiantes, les dijo: “Sus mamás y papás nos mantienen seguros, pero me gustaría decir que son las esposas y los niños los que son los héroes en sus casas”. Agregó que cuando su esposo asumió el cargo de vicepresidente, ella eligió trabajar con las esposas de las familias militares.

La señora Pence visitó Fort Bragg en noviembre de 2018, cuando se reunió con esposas de familias militares y soldados que participaron en los esfuerzos de asistencia luego del huracán Florence en septiembre y octubre.

Ella le dijo a la multitud que Melania Trump es compasiva con los niños de la nación, y que ella y Trump ayudaron a hacer paquetes de atención para los soldados que estaban en servicio fuera de sus casas la Navidad pasada.

Trump dijo que las visitas a instalaciones militares le recuerdan los “costos de la libertad”.

Melania Trump habla a soldados de la base Fort Bragg en Carolina del Norte, el 15 de abril de 2019.
Melania Trump habla a soldados de la base Fort Bragg en Carolina del Norte, el 15 de abril de 2019.

“En nombre de este país, el Presidente y yo estamos con cada hombre y mujer de uniforme que nos defienden a todos”, dijo. Añadió que su corazón está con los esposos militares.

“Estoy seguro de que no hay nada más difícil de soportar que ver a un ser querido dejar la seguridad y la comodidad de su hogar para pelear en lugares oscuros y peligrosos en todo el mundo”, señaló Trump.

La sargento Deanna Orallo, una soldado de la Brigada de Aviación de Combate de la 82 División Aerotransportada, ha estado en el Ejército durante 10 años.

El lunes dijo que era la primera vez que escuchaba a alguien de la Casa Blanca.

“Escuchar que una de sus primeras paradas fue en la escuela secundaria, eso fue conmovedor”, dijo Orallo, que es la madre de un niño de 6 años. Con su esposo también en el Ejército, ella dijo que las declaraciones de Trump resonaban con ella.

Fort Bragg, tiene unas 54.000 tropas, una de las mayores bases del ejército de la nación, y alberga muchas de las fuerzas de reacción rápida de Estados Unidos, incluidas las fuerzas de élite de operaciones especiales, la 82 División Aerotransportada y el 18 Cuerpo Aerotransportado.

A través de Voz de América        

Ir a la portada de BLes

Categorías: América EE.UU