Bill Speaks, capitán de las fuerzas armadas de los Estados Unidos y portavoz de Departamento de Defensa, anunció que el Pentágono traslada 250 soldados en servicio activo a la ciudad fronteriza de Eagle Pass, Texas, antes de la llegada de una nueva caravana de migrantes, que se aproxima a la frontera sur, desde México.

El comunicado se emitió el 5 de febrero, y agrega que se desplazan desde Arizona, no obstante, no significan un aumento de las fuerzas ya autorizadas, de acuerdo con NBC News del 6 de febrero.

El incremento más significativo se autorizó el 3 de febrero, para 3.750 soldados más a la frontera entre Estados Unidos y México donde instalarán otros 241 kilómetros de alambre de púas y proporcionarán más apoyo para los agentes de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza.

De este modo la cantidad de militares desplegados en el límite sur del país llega a 4.350.

Kirstjen M. Nielsen, la secretaria del Departamento de Seguridad Nacional, calificó la caravana de “sin ley” y dijo que a los migrantes no se les permitiría cruzar ilegalmente a Estados Unidos.

“Aproximadamente 2,000 extranjeros han llegado al norte de México como parte de una’caravana’ que busca cruzar la frontera hacia Texas”, dijo Nielsen en una declaración. “La entrada ilegal no será tolerada y estamos listos para prevenirla”, según el Daily Wire del 6 de febrero.

José Ignacio Hermosa – BLes

Ir a la Portada BLes.com.

¿Ya te suscribiste a nuestro canal de Youtube BLes Mundo?



Video Destacados