Compartir

Un insólito caso quedó al descubierto hace unos meses en México e Inglaterra, luego que una ciudadana inglesa llamada Elaine Hines denunciara que el cuerpo de su hija Amanda, de 41 años, que murió en Distrito Federal, llegó a Inglaterra prácticamente sin órganos. El deceso de la mujer fue en noviembre de 2017 y sus restos fueron enviados un mes después.

En entrevista con el medio británico The Mirror, Hines indicó que aún no tiene respuestas sobre la muerte de su hija, ya que el cuerpo fue analizado por especialistas pero le faltaban todas sus partes vitales, a excepción de los intestinos.

En sus declaraciones, que fueron tomadas por diario Clarín, la mujer expresó que cree que los órganos de su primogénita fueron vendidos en el mercado negro de México.

“Ella vino a casa vacía. Se robaron todo dentro de ella. Si esto le ha ocurrido a Amanda, ¿a cuántas otras personas le ha pasado y volverán a hacerlo? Creemos que sus órganos fueron robados y vendidos”, expresó.

Amanda Gill, de 41 años
Amanda Gill, de 41 años

Elaine añadió en su relato que desde las autoridades mexicanas, y el hospital donde llegó el cadáver, no le entregaron respuestas sobre lo que ocurrió después del deceso de su hija.

De los organismos involucrados en el caso, el único que se refirió a los hechos fue el Hospital de Cos, donde indicaron que enviaron el cuerpo a la policía con los órganos intactos para una autopsia.

“Cuando ella murió, llamaron a la embajada británica y luego a la policía. Ellos vinieron por el cuerpo. Tomaron aproximadamente tres horas para recogerlo. También se llevaron todo lo que ella tenía, su ropa, su teléfono y se dio aviso al fiscal. Ella todavía tenía todos sus órganos cuando se fue de aquí. Su cuerpo fue sellado en una bolsa y guardado en una habitación refrigerada”, indicaron en un comunicado.

Por otra parte, desde la policía se negaron a hablar con los medios de comunicación sobre este caso.

Amanda Gill, de 41 años
Amanda Gill, de 41 años

Cabe señalar que Amanda trabajaba como garzona (mesera) en Londres y había ido sola de viaje a México. Un día sufrió una descompensación en la capital y falleció 12 horas más tarde en el mencionado recinto. Su madre confirmó que padecía diabetes.

La familia de la víctima ya se resignó a la pérdida y cremó los restos el pasado mes de febrero. “Es desgarrador, la cosa más horrible. Era una niña encantadora, muy espiritual”, concluyó su madre.

A través de:  Bío Bío Chile

Ir a la portada de Bles.com.

Una turista murió por causas naturales mientras viajaba por México: su cuerpo volvió sin órganos
Califique esta publicación

Compartir
Categorías: América México


Video Destacados