ALBUQUERQUE, Nuevo México, EE.UU. (AP) — Un estudio sobre el riesgo de cáncer entre los residentes de Nuevo México que viven cerca de la zona donde se hizo la primera prueba de la bomba atómica será divulgado en el 2019, anunció el Instituto Nacional para el Cáncer.

El portavoz del instituto, Michael Levi, dijo a The Associated Press que los investigadores están examinando información sobre alimentación y exposición a la radiación que tuvieron los residentes que vivieron cerca del sitio de Pruebas Trinity, de la era de la Segunda Guerra Mundial, y los científicos esperan terminar el análisis a principios del próximo año.

El estudio después será publicado en una revista especializada de ciencia y podría ser divulgado el primer trimestre de 2019, dijo Levin.

El anuncio se hizo mientras los descendientes de familias que vivieron en zonas aledañas están presionando al Congreso para que sean incluidos en la Ley de Compensación por Exposición a Radiación. Los descendientes dicen que la zona de Pruebas Trinity hizo que generaciones de familias desarrollaran cáncer y tuvieran problemas económicos.

Actualmente, la ley solo cubre las zonas de Nevada, Arizona y Utah ubicadas en dirección del viento de un sitio de pruebas diferente.

Los científicos que trabajaban en Los Álamos, Nuevo México, desarrollaron la bomba atómica como parte del Proyecto Manhattan, que suministró el uranio enriquecido para el arma. El programa secreto también tuvo instalaciones en Oak Ridge, Tennessee, y Hanford, Washington.

La bomba fue probada en un tramo desértico cerca de comunidades hispanas y amerindias. Los residentes no se enteraron de que las pruebas incluían un arma atómica sino hasta que Estados Unidos bombardeó las ciudades de japonesas de Hiroshima y Nagasaki y la guerra terminó.

El lunes se conmemoró el 73er aniversario del bombardeo de Hiroshima.

Nuevo estudio analizará los efectos de la 1°prueba atómica en Nuevo México
Califique esta publicación
Share
Categorías: América México


Video Destacados

Ad will display in 09 seconds