El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, dijo el miércoles que el presidente turco, Tayyip Erdogan, dejó en claro en las conversaciones en Ankara que los funcionarios saudíes estaban cooperando con la investigación sobre el periodista desaparecido Jamal Khashoggi.

El comentario se produjo tras la reunión de Pompeo con el presidente turco y el ministro de Relaciones Exteriores, en momentos en que aún no se esclarece el paradero del periodista y crecen las versiones especulativas sobre lo que pudo haber sucedido con el periodista.

Pompeo llegó a Turquía este miércoles, cuyo gobierno ha culpado a Arabia Saudí de lo que pudo haber ocurrido a Khashoggi, en la segunda parada del viaje que comenzó el secretario de estado estadounidense en territorio saudí.

“(Tayyip Erdogan) dejó en claro que los saudíes habían cooperado con la investigación en la que los turcos están comprometidos”, dijo Pompeo a los periodistas, en alusión al presidente turco.

“Hubo un par de retrasos, pero parecían bastante seguros de que los saudíes les permitirían hacer las cosas que necesitan para completar su investigación exhaustiva”, agregó.

Antes de partir de Riad el mismo miércoles, Pompeo había manifestado a los periodistas que los líderes saudíes, incluyendo el rey Salman y su hijo, el príncipe heredero Mohammed bin Salman, “no harán excepciones” con los responsables.

Khashoggi, un residente de los EE.UU., desapareció el 2 de octubre pasado durante una visita al consulado para recopilar documentos sobre el matrimonio.

Tras las dos reuniones de 40 minutos que sostuvo Pompeo en el aeropuerto con Cavusoglu y el presidente Tayyip Erdogan, no se revelaron mayores detalles, más allá de la descripción de que los encuentros fueron “beneficiosos y fructíferos”.

El ministro de Relaciones Exteriores de Turquía, Mevlut Cavusoglu conversa con el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, en el aeropuerto de Esenboga en Ankara, Turquía, el 17 de octubre de 2018.
El ministro de Relaciones Exteriores de Turquía, Mevlut Cavusoglu conversa con el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, en el aeropuerto de Esenboga en Ankara, Turquía, el 17 de octubre de 2018.

EE.UU. evaluará la investigación cuando concluya

El presidente de EE.UU, Donald Trump, dio a Arabia Saudí el beneficio de la duda el martes, al asegurar durante una entrevista con la agencia de noticias Associated Press, que cree que este es otro caso de “eres culpable hasta que se demuestre lo contrario”.

El miércoles Trump explicó que no quiere alejarse de los líderes saudíes. En respuesta a una entrevista en Fox Business Network, el mandatario expresó: “No quiero hacer eso”, y reiteró su esperanza de que los mismos no estuvieran involucrados en la desaparición de Khashoggi.

Pero Pompeo dijo el miércoles que no se trata de dar el beneficio de la duda.

“Van a hacer una investigación, y cuando la investigación salga, la evaluaremos. No se trata del beneficio de la duda”, dijo Pompeo a periodistas de camino a Bruselas, horas después de su visita a Turquía.

“Es razonable darles un par de días más para completarlos para que lo hagan bien, para que sea exhaustivo y completo y eso es lo que indicaron que necesitan, y luego lo veremos, lo evaluaremos, sobre una base objetiva y directa”, agregó.

Avanza investigación turca

También un equipo de investigadores turcos ingresó el miércoles en la residencia del cónsul saudí en Estambul, según medios extranjeros presentes en el lugar, como parte de la investigación sobre la desaparición de Khashoggi.

Investigadores turcos ingresaron el miércoles 17 de octubre a la casa del cónsul de Arabia Saudí en Estambul.

Los funcionarios turcos han dicho que creen que Khashoggi, un destacado crítico del príncipe heredero de la corona de Arabia Saudita Mohammed bin Salman, fue asesinado y que su cuerpo habría sido desmembrado y retirado de la sede diplomática en cuestión.

Fuentes turcas aseguraron a Reuters que las autoridades tienen una grabación de audio que indica que Khashoggi fue asesinado dentro del consulado.

Los saudíes han negado enérgicamente esas acusaciones.

Los investigadores turcos registraron el consulado por primera vez el lunes por la noche, reuniendo pruebas “fuertes” pero no concluyentes de que Khashoggi fue asesinado allí. Erdogan ha indicado que partes del consulado habían sido repintadas.

La búsqueda en la residencia y los vehículos del cónsul se retrasaron después de que el funcionario diplomático regresó a Riad el martes.

“Ayer (los saudíes) no querían que se realizara la búsqueda ya que la familia del cónsul estaba dentro”, dijo Cavusoglu. “Sin embargo, de acuerdo con la información que recibimos, esperamos obtener un permiso hoy”.

Un diario turco pro gobierno publicó presuntas pruebas preliminares la semana pasada, de investigadores que dijeron que habían identificado un equipo de inteligencia saudí de 15 miembros que llegó a Estambul con pasaportes diplomáticos, horas antes de que Khashoggi desapareciera.

Tras sus reuniones con el rey y el príncipe heredero el martes, Pompeo dijo que Arabia Saudí se comprometió a realizar una investigación completa.

“Indicaron que entendieron hacer eso de manera oportuna y rápida para que puedan comenzar a responder preguntas importantes”, dijo Pompeo a los comunicadores que viajaban con él. Consultado sobre si dijeron que Khashoggi estaba vivo o muerto, Pompeo dijo: “No hablaron sobre ninguno de los hechos”.

La desaparición del periodista Jamal Khashoggi provocó el rechazo internacional.

Presión de congresistas en EE.UU.

Congresistas estadounidenses, incluidos algunos republicanos cercanos a Trump, exigen respuestas y acciones sobre el periodista Khashoggi, también columnista del Washington Post, quien se mudó a Washington el año pasado por temor a represalias por sus opiniones críticas.

El senador Lindsey Graham, llamó al Príncipe Mohammed “una bola de demolición” y lo acusó de ordenar el asesinato de Khashoggi.

A pesar de las preocupaciones occidentales sobre el historial de Arabia Saudí en materia de derechos humanos, Trump todavía dice que no está dispuesto a retirarse de los acuerdos de venta de armas con Riad.

El secretario del Tesoro de EE.UU., Steven Mnuchin, planea asistir a una conferencia de inversión en Riad la próxima semana conocida como “Davos en el desierto”, incluso cuando la Directora Gerente del FMI, Christine Lagarde, y el Director Ejecutivo de Societe Generale, Frederic Oudea, se unieron a una creciente lista de ejecutivos que se retiraron.

A través de: Voz de América

Pompeo pide esperar investigación turca, antes de emitir conclusiones sobre caso Khashoggi
5 (100%) 1 voto
Categorías: América EE.UU


Video Destacados

Ad will display in 09 seconds