El VIH y el SIDA están aumentando en China, donde las autoridades reportaron más de 40.000 nuevos casos solo en el segundo trimestre de 2018.

En la Quinta Conferencia Nacional sobre el VIH/SIDA, especialistas reportaron 40.104 nuevos casos de la enfermedad, de los cuales el 93,1 por ciento se transmitió por contacto sexual, informó el 26 de septiembre el Servicio de Noticias de China. Esto contrasta con los datos de hace una década aproximadamente, cuando la mayoría de los casos ocurrían como resultado de prácticas médicas inseguras o drogadicción.

A finales de 2016, China había reportado un total de más de 650.000 pacientes HIV positivos y con SIDA, y 200.000 que habían muerto a causa de sus enfermedades. Poco menos de dos años después, en junio de este año, el número de casos había aumentado a 820.756, con un total de 253.031 muertes. Este trimestre, más de 8000 personas murieron de SIDA en China.

En un artículo publicado el 28 de septiembre en el que se analizaba la naturaleza y las repercusiones de la creciente crisis del SIDA en China, el analista Zhou Peng’an identificó varias razones importantes de la reciente propagación del VIH y el SIDA en China.

En abril de 2010, las autoridades chinas levantaron las restricciones a la entrada de extranjeros que habían sido diagnosticados con enfermedades como el VIH, enfermedades venéreas y lepra. Muchos de esos extranjeros provenían de países africanos, de los cuales más de una docena de ellos registran las tasas de infección por el VIH más altas del mundo. Más del 70 por ciento de las personas HIV positivo se encuentran en África.

China planea tener 500.000 estudiantes extranjeros en sus escuelas primarias y secundarias, y 150.000 en universidades para 2020. Según el análisis de Zhou, la mayor fuente de estos estudiantes son los países africanos, con los que el régimen chino intenta desarrollar fuertes lazos económicos. Muchos estudiantes internacionales son HIV positivos y, en ausencia de restricciones legales, se les permite la entrada a China.

Además, escribió Zhou, las autoridades chinas ofrecen a estos estudiantes fuertes subsidios, y otorgan casi 100.000 yuanes (alrededor de 15.000 dólares) en ayuda financiera anual para cada estudiante. En un país donde el salario anual promedio es inferior a 30.000 yuanes (alrededor de 4300 dólares), este subsidio es más que suficiente para que puedan solicitar prostitutas o incluso se conviertan en “bacanes” para las mujeres chinas, dijo Zhou.

Otra forma de transmisión es la homosexualidad, una tendencia creciente en la sociedad china.

Sobre la base de datos del año pasado, en los que se habían notificado 993.700 casos y muertes, y extrapolando los 40.000 nuevos casos notificados en un solo trimestre de este año, Zhou predijo que el número total de casos, incluidos los enfermos y fallecidos, sería de 1,23 millones a finales de año.

En diciembre de 2015, la BBC informó que la mayoría de los nuevos casos se transmiten sexualmente, lo que demuestra un fuerte cambio con respecto a la década de 2000. Hasta 2009, el SIDA se propagó en China principalmente a través de la drogadicción y las transfusiones de sangre.

El VIH y el SIDA, señaló Zhou, se están propagando a un ritmo varias veces superior al del PIB de China. Si no se trata de manera efectiva, la crisis podría salirse de control en unos pocos años.

Según la Comisión Nacional de Salud y Planificación Familiar de China, la proporción de estudiantes chinos infectados con el VIH de entre 15 y 24 años de edad aumentó desde 5,77 por ciento en 2008 al 16,58 por ciento en 2014.

A través de La Gran Época.

China reporta aumento de nuevos casos de VIH y SIDA
5 (100%) 1 voto
Categorías: China


Video Destacados

Ad will display in 09 seconds