La prensa estatal de China transmite propaganda obligatoria en el primer día de clase, cada año a millones de niños en edad escolar y a sus padres. Pero cuando la gente se volcó a las redes sociales para criticar el programa de este año, sus comentarios fueron pronto censurados.

El ministerio de educación de China obligó a todos los estudiantes de escuelas elementales y medias, y a sus padres, a mirar el programa “Primera lección del nuevo semestre” emitido por la televisora estatal CCTV. A los estudiantes también se les pidió como tarea, escribir un reporte sobre qué habían aprendido del programa.

El programa producido por la CCTV y el ministerio de educación se transmite cada año el 1 de septiembre, desde 2008, para marcar el comienzo del nuevo año escolar luego de los dos meses de las vacaciones de verano. Este año, el programa se enfocó en el “espíritu de la creatividad”. Un mensaje emitido por el ministerio de educación de China anunciaba que el propósito de hacer que los niños miren el programa era “cultivar y poner en práctica valores basales del socialismo”.

Pero antes de que comience el programa, los televidentes fueron forzados a sentarse y mirar sin parar 12 minutos de publicidad sobre autos y motocicletas, electrodomésticos, pasta dental y artículos para el colegio.

Hubo también comerciales para servicios de tutoría extra escolar claramente dirigido a los padres que lo veían. Mucha de las familias de clase media pueden pagar clases extra para sus hijos para que mejoren sus chances de obtener mejores calificaciones y una posibilidad de éxito escolar.

En Sina Weibo, la versión china de Twitter, muchos cibernautas expresaron su enojo por los anuncios, el programa y la CCTV.

Un cibernauta con el apodo “Changqu Hongchen” escribió “CCTV ha vendido su conciencia por dinero”.

Otro de Chengdu, capital de la provincia Sichuan al sudoeste de China, escribió: “La escuela nos pidió a nosotros los padres, mirarlo con nuestro hijo. Pero simplemente no aguanté ver el programa. Decidimos cambiar de canal y ver otra cosa”.

CCTV emitió una disculpa en su cuenta oficial de Weibo, en la que dice: “Nos disculpamos sinceramente a los padres y estudiantes por el largo comercial de TV previo al programa”.

Además de la publicidad, el contenido del programa también hizo surgir mucho criticismo en la red. A los padres les disgustó la presencia de Jackie Chan en el programa, cuestionando si era un modelo apropiado para los niños dado que se ha reportado ampliamente sobre el uso de drogas de su hijo. En enero de 2013, el hijo de Chan, Jaycee Chan fue condenado por “proteger a otros en el uso de drogas”. Una corte de Beijing lo sentenció a seis meses de prisión.

La gran cantidad de críticas de los cibernautas chinos hizo que las autoridades chinas se apresuren a imponer censura a las discusiones en Internet sobre el programa. Al momento de esta edición, la sección de comentarios en varias publicaciones de la CCTV sobre el programa, mostraba un mensaje de error, presuntamente luego de que se apagara la función para comentar.

Weiboscope, un sitio web de la escuela de periodismo de la Universidad de Hong Kong que rastrea la censura en las redes sociales de China, reveló que cuando se buscaba las palabras “CCTV” y “Primera lección del nuevo semestre” en chino, muchas publicaciones sobre el programa habían sido de hecho borradas.

A través de La Gran Época.

Cibernautas chinos critican un programa obligatorio de propaganda estatal para niños y padres
5 (100%) 1 voto
Categorías: China


Video Destacados

Ad will display in 09 seconds