Redacción BLes – El sistema chino de trasplantes vuelve a suscitar la polémica tras la presentación del nuevo informe del Centro para la Investigación de la Sustracción Forzada de Órganos en China (COHRC) y la reprogramación del galardonado documental ‘Cosecha Humana’ en la web de la televisión estatal española.

El dossier se presentó en el 27.º Congreso Mundial de Trasplantes celebrado recientemente en Madrid, según describe la nota de prensa del COHRC.

Arthur L. Caplan, director de la división ética de la Facultad de Medicina de la Universidad de Nueva York, indica en el preámbulo que “el informe debe ser referencia para la comunidad de trasplantes y los gobiernos de todo el mundo“.

El tema se reviste de actualidad tras la decisión de Televisión Española (TVE) de reprogramar el premiado documental ‘Cosecha Humana’, el cual recopila los testimonios de víctimas y verdugos del sistema de trasplantes en China. El film permanecerá disponible para verlo en la web de la emisora estatal hasta el 5 de agosto.

Miembros del COHRC presentan el nuevo informe durante el Congreso Mundial de Trasplantes celebrado recientemente en Madrid.

España, después de décadas de arduo trabajo, ostenta el liderazgo mundial en donaciones por millón de habitantes y en número de operaciones, en virtud a un ordenamiento jurídico sin fisuras. 

En cambio, la administración china todo lo que ha hecho es tratar de mejorar la imagen de su opaca política de trasplantes al sentirse presa de la crítica internacional.

A través del entonces ministro de sanidad Huang Jiefu, el régimen comunista declaró en 2015 que dejarían de extirpar órganos a los presos ejecutados con el propósito de migrar al presunto sistema de donaciones voluntarias.

Desde aquel entonces, el gobierno chino ha continuado impulsando una “campaña internacional de lavado de imagen” en la que España se ha visto inmersa, sin pretenderlo, convirtiéndose en “actor clave”.

En la actualidad, un nutrido número de facultativos chinos están recibiendo formación de reputados especialistas españoles del trasplante.

Los intercambios de información y asesoramiento, entre España y China, son constantes ya que el gigante asiático busca obtener el reconocimiento sin modificar sus políticas.

Un “imposible” sistema de trasplantes carente de ética profesional y moralidad

El COHRC denuncia que la falta de ética profesional y moralidad son la causa principal del progreso inusualmente acelerado del sistema de trasplantes chino, centrando sus reclamaciones en hechos demostrables a pesar de la escasa información que facilita el estado chino.

Las incongruencias comienzan con un descuadre notable entre la cantidad de trasplantes y la de donaciones. El número de operaciones supera ampliamente al de órganos que puede proveer el sistema nacional.

En segundo lugar, existe una grabación con cámara oculta realizada en 2017 por una televisión surcoreana en la que se demuestra fehacientemente que pacientes procedentes de Asia y Oriente Medio acuden masivamente a China para trasplantarse.

Los tiempos de espera sugieren que el gigante asiático posee unas reservas de órganos vivos muy superiores a las declaradas -ya que encontrar un paciente y un donante compatibles es raro-, pudiendo suministrar órganos compatibles para los extranjeros ‘on demand (bajo pedido)’, en cuestión de días o semanas.

Cartel promocional de la película documental ‘Organ Harvesting (Cosecha Humana)’ disponible en la web de Televisión Española, en el que se recrea a una joven realizando la meditación pacífica conocida como Falun Dafa, con sus órganos en venta.

Todo lo expuesto anteriormente confirma que la mayoría de los órganos no pueden proceder del actual sistema nacional de donación voluntaria.

Un genocidio encubierto

El documento concluye diciendo que, como la cifra de donaciones voluntarias no se equipara a la de trasplantes y las ejecuciones se reducen año tras año, la mayoría de los órganos deben provenir de otras fuentes. 

Todo esto nos conduce a mirar en la dirección que vienen señalando desde hace años algunos organismos y actores internacionales —entre los que se encuentran el Congreso de los EE.UU. y el Parlamento Europeo—, que acusan a China de que las principales víctimas de la extirpación forzada de órganos aprobada y regulada por el Estado, son los practicantes de una disciplina espiritual de la Escuela Buda conocida como Falun Dafa o Falun Gong, perseguida a sangre y fuego por el régimen chino desde 1999.

Mucha gente practicaba Falun Dafa en China antes de que el Partido Comunista Chino lanzara su persecución sin cuartel en 1999.

De hecho, múltiples evidencias sugieren que los órganos son arrebatados a grandes grupos de presos de conciencia, la mayor parte practicantes de Falun Dafa.

Seguidores de esta corriente espiritual han sido sistemáticamente encarcelados, torturados, sometidos por la fuerza a análisis de sangre u otros exámenes médicos de órganos vitales, para finalmente ser asesinados por sus órganos, de acuerdo a la extensa documentación reunida por los nominados al Premio Nobel de la Paz, David Matas y David Kilgour.

Por todo esto, COHRC ruega a la administración española que reconsidere el continuar ofreciendo soporte a China en materia de trasplantes.

El centro de investigación, se despide en su nota, poniendo a disposición de los interesados amplia información sobre lo reseñado.

España: Denuncian y exponen el tráfico ilegal de órganos en China
Califique esta publicación
Categorías: China Mundo


Video Destacados

Ad will display in 09 seconds