Redacción BLes – Un equipo de científicos de la NASA, anunció que después de un viaje de casi dos años, la nave espacial de muestreo de asteroides de la NASA, OSIRIS-REx, vislumbró por primera vez el asteroide Bennu, y ha comenzado el acercamiento para explorarlo en profundidad.

Las primeras imágenes del extraordinario cuerpo celeste con forma de diamante, las tomó la nave el 17 de septiembre cuando se hallaba a una distancia de nuestro planeta de 2,2 millones de kilómetros (1,4 millones de millas), aproximadamente seis veces la distancia entre la Tierra y la Luna.

El viernes pasado, ya en su fase de aproximación, OSIRIS-REx captó imágenes de la rotación completa de la roca espacial en forma de diamante desde una distancia de casi 200 kilómetros (122 millas), informó Geek Wire.

videoPlayerId=7ba9d79f9

Ad will display in 09 seconds

La nave espacial ha viajado, a día de hoy, unos 1.800 millones de km (1.100 millones de millas) desde su lanzamiento el 8 de septiembre de 2016, y está previsto que llegue a Bennu el 3 de diciembre. 

Asimismo se espera que la nave realice tres vuelos preliminares de reconocimiento del asteroide -que se encuentra a unos 130 millones de kilómetros de la Tierra- a su llegada, antes de que entrar en órbita a principios de año.

“OSIRIS-REx es la primera misión de la NASA que visitará un asteroide cercano a la Tierra, inspeccionará su superficie, recogerá una muestra y la entregará de forma segura a la Tierra”, describió la agencia aerospacial estadounidense en un comunicado en agosto, cuando inició la fase de aproximación.

Llegado el momento, la nave orbitará su superficie hasta encontrar el mejor lugar para descender y recolectar muestras.

“La baja gravedad de Bennu proporciona un desafío único para la misión”, mencionó Rich Burns, gerente de proyecto de OSIRIS-REx en el Goddard Space Flight Center de la NASA en Greenbelt, Maryland. 

“De unos 500 metros de diámetro, Bennu será el objeto más pequeño que una nave espacial haya orbitado”, advirtió Burns.

En julio de 2020, de acuerdo a las previsiones, OSIRIS-REx estará listo para tomar muestras usando diversas herramientas, que llevará de vuelta a la Tierra donde serán analizadas en septiembre de 2023.

“Ahora que OSIRIS-REx está lo suficientemente cerca para observar a Bennu, el equipo de la misión pasará los próximos meses aprendiendo todo lo posible sobre el tamaño, la forma, las características de la superficie y el entorno de Bennu antes de que la nave llegue al asteroide”, señaló Dante Lauretta, investigador principal de OSIRIS-REx en la Universidad de Arizona, Tucson. 

“Después de pasar tanto tiempo planeando este momento, no puedo esperar a ver lo que Bennu nos revela”, enfatizó. 

Científicos explorarán a fondo un misterioso asteroide con forma de diamante
5 (100%) 2 votos
Temas: Categorías: Ciencia


Video Destacados

Ad will display in 09 seconds