Redacción BLes – El mundo perdido submarino fue descubierto durante el mapeo detallado del fondo marino del buque de la Organización de Investigación Científica e Industrial del Commonwealth (CSIRO por sus siglas en inglés) reveló la organización el lunes. 

El descubrimiento se produjo durante un viaje de 25 días dirigido por científicos de la Universidad Nacional Australiana (ANU por sus siglas en inglés) que estudiaban la productividad oceánica.

El mapa ha revelado, por primera vez, una cadena de montañas submarinas volcánicas ubicadas en aguas profundas a unos 400 km al este de Tasmania.

Los montes submarinos se elevan hasta a 3.000 metros desde el fondo marino, pero los picos más altos todavía están a casi 2.000 metros de la superficie, muy por debajo de las olas.

Mapeo multihaz de cadena de montaje submarino
Mapeo multihaz de cadena de montaje submarino

La Dra. Tara Martin, del equipo de cartografía de CSIRO, afirmó que la cartografía ofrecía una ventana a un mundo submarino nunca visto y espectacular.

“Nuestro mapeo ha revelado en gran detalle, por primera vez, una cadena de montes submarinos volcánicos que se elevan desde una planicie abisal a unos 5.000 m de profundidad”, aseguró la Dra. Martin.

“Los montes submarinos varían en tamaño y forma, algunos tienen picos afilados, mientras que otros tienen mesetas anchas y planas, salpicadas de pequeñas colinas cónicas que se habrían formado por la actividad volcánica antigua”, continuó.

Cadena mapeada de montes volcánicos.
Cadena mapeada de montes volcánicos.

La Dra. Martin enfatizó la importancia de contar con mapas detallados de dichas áreas “para ayudarnos a administrar y proteger mejor estos entornos marinos únicos y proporcionar un trampolín para futuras investigaciones”, explicó.

“Este es un paisaje muy diverso y, sin duda, será un punto de acceso biológico que alberga una deslumbrante variedad de vida marina”, aseguró.

Gran diversidad de vida marina

Los datos recolectados durante el viaje revelaron picos en la productividad del océano sobre la cadena de montañas submarinas, con una mayor actividad de fitoplancton y de animales marinos en el área.

El Dr. Eric Woehler, de BirdLife Tasmania, quien estaba en el buque Investigador, realizó estudios de aves marinas y mamíferos marinos, se sorprendió por la cantidad de vida que vieron por encima de los montes submarinos.

“Mientras estábamos sobre la cadena de montes submarinos, el barco fue visitado por un gran número de ballenas jorobadas y de aletas largas”, afirmó el Dr. Woehler, quien estimó que avistaron 28 cetáceos en un solo día. 

Ballenas jorobadas avistadas sobre la cadena montañosa submarina.
Ballenas jorobadas avistadas sobre la cadena montañosa submarina.

Al día siguiente un grupo de 60-80 ballenas de aleta larga se acercaron a la zona, “también vimos un gran número de aves marinas en el área, incluidas cuatro especies de albatros y cuatro especies de petreles”, explicó. 

“Claramente, estos montes submarinos son un punto de acceso biológico que alberga vida, tanto directamente sobre ellos como en la superficie del océano”, añadió.

Las investigaciones indican que los montes submarinos pueden ser puntos de parada vitales para algunos animales migratorios, especialmente las ballenas.

Petrel gigante del sur
Petrel gigante del sur

Los científicos creen que estos montes submarinos pueden actuar como una especie de ‘poste indicador’ en la “autopista migratoria submarina” para las ballenas jorobadas que vimos pasar de sus zonas de cría invernales a áreas de alimentación de verano”, explicó el Dr. Woehler.

“Por suerte para nosotros y nuestra investigación, ¡nos situamos justo encima de este ‘poste indicador’ de vida marina!”

Más estudios

La vida y el origen de los montes submarinos se estudiarán más a fondo este año, cuando el Investigator regrese a la región en otros dos viajes de investigación que partirán en noviembre y diciembre.

Estos viajes tendrán como objetivo comprender mejor, no solo la composición de la vida marina, sino también la formación y origen de estos montes submarinos.

Para ellos se utilizará capturas de vídeos de alta resolución con cámaras de aguas profundas y la recolección de muestras de rocas.

“Esperamos que estos montes marinos sean un punto de acceso biológico durante todo el año y la visita de verano nos dará otra oportunidad para descubrir los misterios de la vida marina que albergan”, aseguró el Dr. Woehler.

El buque científico Investigator
El buque científico Investigator

El Investigator es el único buque científico de su clase en Australia, dedicado a la investigación en aguas azules, y es propiedad y está operado por CSIRO, la agencia nacional de ciencia de Australia.

El barco realiza investigaciones durante todo el año y se pone a disposición de los investigadores australianos y sus colaboradores internacionales.

Descubren un ‘mundo volcánico perdido’ frente a las costas de Tasmania
5 (100%) 2 votos
Categorías: Ciencia


Video Destacados

Ad will display in 09 seconds