Compartir

Redacción BLes – La Unión Astronómica Internacional anunció el martes que en los confines del Sistema Solar hay un planeta enano que podría convertirse en el noveno integrante del Sistema Solar.

Scott Sheppard [Instituto Carnegie para la Ciencia] y sus colegas, Chad Trujillo [Universidad del Norte de Arizona] y David Tholen [Universidad de Hawai] descubrieron un nuevo objeto extremadamente distante mucho más allá de Plutón con una órbita que apoya la presencia de un Planeta X aún más lejano, una Super-Tierra o incluso algo más grande.

Una comparación de 2015 TG387 a 65 UA con los planetas conocidos del Sistema Solar. Saturno se puede ver a 10 UA y la Tierra está, por supuesto, a 1 UA, ya que la medida se define como la distancia entre el Sol y nuestro planeta de origen. Ilustración de Roberto Molar Candanosa y Scott Sheppard, cortesía de Carnegie Institution for Science.
Una comparación de 2015 TG387 a 65 UA con los planetas conocidos del Sistema Solar. Ilustración de Roberto Molar Candanosa y Scott Sheppard, cortesía de Carnegie Institution for Science.

En un comunicado los investigadores, que han estado tres años explorando con ayuda del telescopio Subaru en Hawái, Estados Unidos, dieron a conocer el hallazgo del “2015 TG387” al que han bautizado como “El Duende“. 

El pequeño planeta tiene unos 300 kilómetros de diámetro y está 2.300 veces más lejos del Sol que la Tierra. El punto de su órbita más cercano al astro rey está al doble de distancia que la de Plutón. 

En consecuencia, los científicos han calculado que El Duende tarda 40.000 años en dar una vuelta completa al Sol. 

“Creemos que podría haber miles de cuerpos pequeños como el TG387 2015 en las franjas del Sistema Solar, pero su distancia hace que encontrarlos sea muy difícil”, dijo Tholen. “Actualmente solo detectaríamos 2015 TG387 cuando esté cerca de su aproximación más cercana al Sol. Para el 99% de su órbita de 40.000 años, sería demasiado débil para ver”.

Las órbitas del nuevo planeta enano extremo, TG387 2015, y sus objetos compañeros Inner Oort Cloud, 2012 VP113 y Sedna, en comparación con el resto del Sistema Solar. 2015 TG387 fue apodado "The Goblin" por los descubridores, ya que su designación provisional contiene TG y el objeto se vio por primera vez cerca de Halloween.
Las órbitas del nuevo planeta enano extremo, TG387 2015, y sus objetos compañeros Inner Oort Cloud, 2012 VP113 y Sedna, en comparación con el resto del Sistema Solar. 2015 TG387 fue apodado “El Duende” (The Goblin en inglés) por los descubridores, ya que su designación provisional contiene TG y el objeto se vio por primera vez cerca de Halloween.

Influencia gravitatoria

El Duende fue descubierto como parte de la búsqueda en curso de planetas enanos desconocidos y del Planeta X. Es la investigación más amplia y profunda jamás realizada para objetos distantes del Sistema Solar.

“Estos objetos distantes son como migas de pan que nos llevan al Planeta X. Cuantos más de ellos podamos encontrar, mejor podremos entender el exterior del Sistema Solar y el posible planeta que creemos está configurando sus órbitas, un descubrimiento que redefiniría nuestro conocimiento de la evolución del Sistema Solar”, agregó Sheppard.

Las imágenes de descubrimiento del TG387 2015 tomadas en el telescopio Subaru de 8 metros ubicado en la cima de Mauna Kea en Hawái el 13 de octubre de 2015 (arriba). Las imágenes fueron tomadas con 3 horas de diferencia. 2015 TG387 se puede ver moviéndose entre las imágenes cerca del centro, mientras que las estrellas y galaxias mucho más distantes son estacionarias. La imagen es proporcionada por Scott Sheppard.
Las imágenes de descubrimiento del TG387 2015 tomadas en el telescopio Subaru de 8 metros ubicado en la cima de Mauna Kea en Hawái el 13 de octubre de 2015 (arriba).

Estas dos imágenes fueron tomadas con 3 horas de diferencia. Se puede ver a “El Duende” moviéndose entre las imágenes cerca del centro, mientras que las estrellas y galaxias, mucho más distantes, son estacionarias. 

La larga órbita del nuevo planeta, como la de otros objetos descubiertos en 2014, parece estar bajo la influencia de un campo gravitatorio poderoso, correspondiente a un objeto 10 veces mayor que la Tierra. 

“Lo que hace que este resultado sea realmente interesante es que el Planeta X parece afectar al TG387 2015 de la misma forma que todos los demás objetos del Sistema Solar extremadamente distantes. Estas simulaciones no prueban que haya otro planeta masivo en nuestro Sistema Solar, pero son una prueba más de que algo grande podría estar allí “, concluye Trujillo.

Descubren un nuevo planeta enano en los confines del Sistema Solar
Califique esta publicación

Compartir
Categorías: Ciencia


Video Destacados

Ad will display in 09 seconds