Redacción BLes – Un equipo multidisciplinario de expertos mexicanos confirmó el miércoles que existe una cámara de 15 metros de diámetro conectada con un túnel bajo la Pirámide de la Luna, sita en el complejo arquitectónico y arqueológico mesoamericano de Teotihuacán, en México.

Los investigadores pertenecientes al Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y al Instituto de Geofísica de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) revelaron el hallazgo en base a los resultados de un estudio de resistividad eléctrica efectuado conjuntamente en las inmediaciones del edificio en junio de 2017.

La sala que se encuentra a ocho metros de profundidad podría haber sido excavada con “fines rituales”, advierte la doctora Verónica Ortega, directora del Proyecto de Conservación Integral de la Plaza de la Luna.

“En las exploraciones efectuadas a finales de los años ochenta del siglo pasado, a través de túneles excavados en el cuerpo de la pirámide, los arqueólogos Rubén Cabrera y Saburo Sugiyama encontraron esqueletos de individuos con deformación craneal, como en el área maya, y diversos objetos de piedra verde (collares, figuras antropomorfas hechas con mosaicos), por lo que no es difícil pensar que algo similar se podría encontrar en el subsuelo”, continuó diciendo.

“Estos grandes complejos ofrendatorios constituyen el núcleo sagrado de la ciudad de Teotihuacán, por lo que toda la gente la consideraba la meca de la civilización, de ahí que lo que se pueda hallar en su interior podrá ayudar a desentrañar las relaciones que tuvo esta antigua metrópoli con otras regiones de Mesoamérica”, dedujo.

“El túnel se encuentra hacia el sur de la Plaza de la Luna, pero es probable que haya otra entrada hacia el lado oriente, por lo que es fundamental contar con una radiografía completa para saber cuáles son sus accesos”, afirmó Ortega, mencionando que a principios de octubre el mismo equipo realizó nuevas prospecciones con el fin de encontrar la entrada al túnel que conduce a la cámara.

“En los años 60 del siglo pasado, el área fue intervenida por el arqueólogo Ponciano Salazar, para darle la fisonomía que hoy tiene, sin embargo, casi no se exploraron los núcleos ni el subsuelo de las grandes estructuras y plazas, por lo que en la actualidad se sabe muy poco de las plazas [anejas a la Pirámide de la Luna]”, aclaró la experta.

Por el momento, “las plazas del Sol y de la Luna no cuentan con excavaciones estratigráficas que permitan conocer su origen y la época en que fueron trazadas, así como sus distintos usos”, concluyó.

Investigadores confirman la existencia de una cámara y un túnel bajo la Pirámide de la Luna
Califique esta publicación
Temas: Categorías: Ciencia


Video Destacados

Ad will display in 09 seconds