Paleontólogos de la Universidad de Ohio, Estados Unidos, redescubrieron los restos fósiles de un mamífero enorme, que habían sido olvidados en el Museo Nacional de Kenia, África, y que existió hace 22 millones de años.

Reencuentran fósiles de felinos gigantescos de hace 22 millones de años
Matthew Borths, paleontólogo de la Universidad de Ohio.

Se trataba de un gran felino, una nueva especie del carnívoro más grande que cualquier otro gato grande que acecha en el mundo en la actualidad. Más grande que un oso polar, con un cráneo tan grande como el de un rinoceronte y enormes y penetrantes dientes caninos, según el informe de la Ohio University, del 18 de abril.  

Reencuentran fósiles de felinos gigantescos de hace 22 millones de años
Proporciones del depredador de África y un humano.

“Al abrir un cajón del museo, vimos una fila de dientes gigantescos de carnívoros que, claramente, pertenecían a una especie nueva para ciencia”, explicó Matthew Borths, uno de los autores del estudio.

“Es un momento fascinante en la historia biológica”, agregó Borths. “Linajes que nunca se habían encontrado comienzan a aparecer juntos en el registro fósil”, según el mismo medio.

Reencuentran fósiles de felinos gigantescos de hace 22 millones de años
Los restos fósiles que permitieron recostruir al “Simbakubwa kutokaafrika”.

Conocido con el nombre científico de “Simbakubwa kutokaafrika”, la bestia lucía un porte mayor al de los actuales osos polares, según la reconstrucción realizada a partir de los fragmentos de dientes y cráneo que habían sido olvidados en el museo africano. Kutokaafrika, significa “procedente de África” en suajili.

Reencuentran fósiles de felinos gigantescos de hace 22 millones de años
El felino “Simbakubwa kutokaafrika” reconstruido según los fósiles clasificados en África

El depredador pudo llegar a pesar hasta 1.500 kilos, y estaba vinculado a los hyaenodóntidos, los primeros mamíferos depredadores en África que luego se dispersaron por Eurasia y América del Norte.

Aún se desconocen las causas de la desaparición de esta especie.

“No sabemos exactamente qué llevó a los hyaenodontes a la extinción, pero los ecosistemas estaban cambiando rápidamente a medida que el clima global se volvía más seco. Los gigantescos parientes de Simbakubwa estaban entre los últimos hyaenodontes del planeta”, dijo el mismo investigador.

Por su parte, Daniel Marenda, director de programa de la Fundación Nacional de Ciencias, que financió esta investigación expresó que “Este trabajo tiene el potencial de ayudarnos a entender cómo las especies se adaptan -o no se adaptan en este caso- a un clima global que cambia rápidamente”.

José Ignacio Hermosa – BLes

Ir a la Portada BLes.com.

¿Ya te suscribiste a nuestro canal de Youtube BLes Mundo?

Temas: Categorías: Ciencia