Redacción BLes – El descubrimiento de cuatro gigantescos cuerpos celestes del tamaño de Júpiter y Saturno orbitando alrededor de una estrella joven ha desconcertado a los científicos, ya que desafía las teorías existentes sobre formación planetaria.

Es la primera vez que se detectan tantos planetas masivos gaseosos orbitando alrededor de una joven estrella de tan solo dos millones de años -clasificada como niño pequeño en términos astronómicos-, informó un grupo de científicos del Instituto de Astronomía de la Universidad de Cambridge en el Reino Unido.

Cathie Clarke, líder del equipo británico de astrofísicos, advierte que tal hallazgo planteó numerosos interrogantes pues los tipos de planetas descubiertos “no necesariamente encajan en los modelos de formación de planetas” estudiados hasta la fecha.

“El sistema también ha establecido un nuevo récord para el rango más extremo de órbitas observado hasta ahora”, señaló especificando que el planeta más exterior se encuentra a una distancia 100 veces mayor que la distancia que mantiene el planeta más cercano con respecto a la estrella matriz.

Un planeta “Júpiter caliente” especial

El sistema está ubicado a unos 500 años luz de nuestro planeta y se encontraba bajo observación por contener el primer “Júpiter caliente” -gigantesco planeta de las dimensiones del mencionado de órbita ultracerrada- que gira alrededor de una estrella joven.

“Aunque los Júpiter calientes fueron el primer tipo de exoplaneta que se descubrió, su existencia ha dejado perplejos a los astrónomos desde hace mucho tiempo porque a menudo se piensa que están demasiado cerca de sus estrellas matrices como para haberse formado in situ”, describió la Universidad de Cambridge en un comunicado.

Representación gráfica del sistema de la estrella anfitriona CI Tau.

“Alrededor del 1% de las estrellas albergan Jupíteres calientes, pero la mayoría de los Jupíteres calientes conocidos son cientos de veces más antiguos que CI Tau”, añadió.

Recientemente, los astrofísicos británicos encontraron evidencias de los tres gigantes gaseosos tras analizar los muestreos del radio telescopio ALMA -Atacama Large Millimetre/submillimetre Array- ubicado en Chile.

La estrella progenitora, denominada CI Tau, posee un disco protoplanetario -una enorme extensión de polvo e hielo- donde se engendran los cuerpos celestes.

Planetas del tamaño de Saturno y Júpiter

Los dos planetas exteriores poseen la masa de Saturno, mientras que los interiores representan una y diez veces la masa de Júpiter.

“Actualmente es imposible decir si la arquitectura planetaria extrema vista en CI Tau es común en los sistemas calientes de Júpiter porque la forma en que estos planetas hermanos fueron detectados – a través de su efecto en el disco protoplanetario – no funcionaría en sistemas más antiguos que ya no tienen un disco protoplanetario”, explicó la profesora Clarke.

“Se supone que los planetas de masas de Saturno se forman primero acumulando un núcleo sólido y luego tirando de una capa de gas por encima, pero se supone que estos procesos son muy lentos a grandes distancias de la estrella”, infirió la científica.

Un remoto sistema desafía las teorías científicas de formación de los planetas
5 (100%) 3 votos
Temas: Categorías: Ciencia


Video Destacados

Ad will display in 09 seconds