Compartir

Las probabilidades de sobrevivir al impacto de un tren y que el choque fuera del lado de tu puerta, serían muy escasas, aún siendo optimistas.

Alina Zhang, una mujer china que vive en Polonia, tomó un desvío una mañana del 14 de noviembre de 2006 porque había mucho tránsito en el centro de la ciudad de Varsovia.

Alina Zhang, el 5 de octubre 2014.

Intentó pasar por un cruce ferroviario, pero justo después de adelantar un coche que cruzaba lentamente ocurrió lo inimaginable.

“De repente, el ruido del tráfico se calmó. No vi venir ningún coche en la dirección opuesta”, relató Alina para Minghui. “Cuando traté de ver lo que pasó, un objeto gigante apareció de la nada y golpeó mi auto en el lado izquierdo delantero”.

“Cerré los ojos con desesperación y cuando los abrí de nuevo, vi dos rieles desde mi parabrisas. Estaba en la vía del tren”.

“Fue todo tan rápido. Mi puerta izquierda no se abría, así que salí por el otro lado. Me sorprendió lo que vi: ¡era un tren!

“No lo podía creer, cómo pude conducir en una vía de ferrocarril por casi un kilómetro sin darme cuenta. Entonces comprendí que el tren me chocó cuando cruzaba las vías y que me empujó hasta allí”.

El tránsito se detuvo, al igual que el tren, durante dos o tres horas.

El coche de Alina en las vías del tren.

Para separar el coche del tren, tuvieron que utilizar la llave neumática de un camión de bomberos. El impacto fue inmenso.

Alina dice que no se lastimó, pero encontró una gota de sangre en su frente, donde se le incrustó un pequeño fragmento de vidrio en la colisión.

Cuando los bomberos llegaron a la escena, no podían creer ella les dijera que estaba bien después de semejante accidente. No obstante, la llevaron a un hospital para examinarla. Un médico revisó sus radiografías una y otra vez, pero no pudo encontrar ningún problema.

El médico confirmó que Alina salió ilesa.

Rayos X de Alina después del incidente.

Después de dejar el hospital, tuvo que ir a la comisaría. Se disculpó mucho al saber que tantos agentes fueron enviados a la escena del accidente, y que todos los pasajeros del tren que iban al trabajo se retrasaron.

La policía, sin embargo, dijo que lo principal era que no hubo víctimas y se alegraron al ver que estaba bien.

Pagó una multa de 107 dólares en la comisaría y el caso fue cerrado.

Después que el coche fue remolcado por la compañía de seguros, se veía diferente que en el momento del choque, aunque no se tomaron fotos para mostrar esta comparación.

El automóvil de Alina, cuando aún estaba en las vías del tren, antes de ser remolcado

“No se podían abrir ninguna de las puertas, el parabrisas y las ventanas del lado derecho, que estaban bien en el lugar del accidente, se rompieron al igual que sus marcos.

“Creo que este era el estado en el que se suponía que debía estar mi coche cuando ocurrió el accidente”.

Además, el asiento trasero y el maletero del coche estaban llenos de cajas con cerámicas, pero no se rompió ni una sola pieza en la colisión, lo que es un milagro.

“Un amigo mío me dijo: ‘¿Sabías que en los trenes polacos hay un enorme trozo de metal al frente? Ese bloque te golpeó entre la puerta delantera y la trasera del lado del conductor. Si te hubiera golpeado un segundo antes, tu cabeza habría sido aplastada”.

Cuando recuerda el accidente, Alina dice que no sintió el impacto, ni escuchó ningún sonido, a pesar de ser arrastrada por el tren casi un kilómetro.

“El poder todopoderoso de la Ley de Buda se manifestó en ese instante y me salvó”.

Alina es un practicante de Falun Dafa y cree en la “Ley de Buda”. Tiene como guía los principios de “Verdad-Benevolencia-Tolerancia” y los aplica a su vida diariamente, siente que sobrevivió gracias a su milagrosa práctica.

El 23 de julio de 2012, participó en una manifestación pacífica para contarle al público sobre la persecución que sufren los practicantes de Falun Dafa en China en manos del régimen chino.

“Le agradecí al Maestro, a la inmensa gracia de Buda y todo lo que puedo decir es, ¡Falun Dafa es bueno!”.

Este increíble milagro fue presentado en el canal de YouTube Edge of Wonder, junto con otros cuatro “Milagros Indiscutibles”.

Para ver el episodio, mira el video (en inglés) a continuación:

videoPlayerId=78c86013f

Ad will display in 09 seconds

Fotos cortesía de Alina Zhang.

A través de La Gran Época.

La embistió un tren y arrastró su coche por 1 km pero salió ilesa. ¡Los milagros sí existen!
5 (100%) 1 voto

Compartir
Categorías: Cultura Historias de vida


Video Destacados

Ad will display in 09 seconds