El término 義 (yì) no tiene un equivalente en español ni en general en otros idiomas, ya que su amplio y rico significado interno fue forjado en el ideograma por las experiencias transpiradas en la historia de China. Solo después de épocas de conmovedoras lecciones históricas se puede imprimir en un solo término los valores de justicia, honestidad, lealtad, valor y responsabilidad. Todo ello abarca 義 (yì), que se escribe con la combinación de 羊 (yáng, oveja) en la parte superior y 我 (wǒ, yo) en la parte inferior.

La oveja es obediente y afable, y su carne tiene buen sabor y es nutritiva; con tales características, la oveja es considerada un símbolo de buena fortuna y prosperidad. 我 se desarrolló originalmente de la escritura del oráculo de hueso, en la que denotaba un instrumento de lucha con una punta afilada. 我 y 羊 juntos forman 義, que literalmente se puede interpretar como “yo soy una oveja”. Esto significa que uno es capaz de sacrificarse en nombre de la justicia, tan como se sacrificaba a las ovejas en honor a los dioses.

El carácter chino 義 recuerda a la gente cómo vivir sus vidas; es decir, con altruismo. 義 pertenece a una categoría especial de ideogramas llamada Huiyi (múltiples significados reunidos); a ella pertenecen los ideogramas cuyo significado interno es una fusión de diversos significados.

義 tiene un significado tan profundo, que hizo falta un libro entero para ilustrarlo. 義 es el tema central en el que gira la primera novela histórica china escrita con títulos en rima, llamada Romance de los Tres Reinos, escrita por Luo Guanzhong, de la Dinastía Ming. En la novela, varias historias del periodo de los Tres Reinos (220-280 d.C.) se utilizan para ilustrar los diversos aspectos del carácter 義.

義 y el Romance de los Tres Reinos

La primera historia de la novela Romance de los Tres Reinos muestra los aspectos de 義 relacionados con la lealtad entre amigos y con mantener las promesas. Uno de los personajes principales es Guan Yu, un hombre muy leal, justo y cortés que vivió en el período de los Tres Reinos (aprox. siglo III d.C.). De joven hizo amistad con Liu Bei –Rey de Shu– y Zhang Fei –un General del mismo reino–, y los tres se convirtieron en hermanos de sangre. Desde entonces, Guan Yu mantuvo su lealtad y acompañó a Liu Bei en muchas batallas feroces. Le fue conferido el título de General del Reino Shu.

Guan Yu disfrutó de la lectura de Primavera y Otoño y siguió la enseñanza de “ejercer moderación con los sonidos, deseos, vestimenta, fragancia, sabores y vivienda”, que se refiere a no escuchar música demasiado emocional, ni permitirse la indulgencia sexual, ni las ropas lujosas, ni prestar atención excesiva a las apariencias y el maquillaje, ni comer platos demasiado raros o exóticos, ni vivir en una residencia excesivamente lujosa.

Para proteger a las dos esposas de Liu Bei, Guan Yu se vio forzado a rendirse ante Cao Cao, Rey de Wei. Pero le dijo francamente a Cao Cao que él tenía una deuda de sangre con Liu Bei y había jurado que no vivirían el uno sin el otro. El juramento no podía ser anulado, así es que él eventualmente regresaría junto a Liu Bei.

Cao Cao, quien conocía las virtudes de Guan Yu y lo quería de su lado, hizo arreglos para que Guan Yu viviera con las dos esposas de Liu Bei, esperando que Guan Yu cayera en la tentación y rompiera sus lazos morales con Liu Bei. Pero Guan Yu aguantó afuera de la residencia durante toda la noche con una vela, leyendo Primavera y Otoño sin cansarse en absoluto.

Cao Cao le otorgó a Guan Yu el título de general asistente y lo trató con toda la generosidad. Le dio una gran cantidad de oro, plata, joyas y seda. Guan Yu almacenó todo y no usó nada de ello. Cao Cao le dio una lujosa residencia, y Guan Yu entonces la dividió en dos partes: interior y exterior. La parte interior la dejó para que vivieran las esposas de Liu Bei, con la vigilancia de guardas veteranos, y él se limitó a vivir en el patio exterior. Tres veces al día, Guan Yu se inclinaba frente al patio interior para saludar a las esposas de Liu Bei. Cao Cao también envió a muchas mujeres jóvenes para acompañar a Guan Yu, pero Guan Yu les pidió a todas ellas que vivieran con las esposas de Liu Bei y las ayudaran.

Cao Cao vio que el abrigo militar verde de Guan Yu estaba roto y descocido, e inmediatamente le obsequió uno nuevo. Guan Yu se puso el abrigo nuevo dentro del suyo, y siguió usando el viejo por fuera. Cao Cao se rió y le preguntó por qué era tan frugal. Guan Yu dijo, “No soy frugal. Este abrigo militar viejo me lo regaló Liu Bei. Cuando lo llevo puesto, considero que estoy con él. No me atrevo a olvidar el abrigo viejo solamente porque usted me dio uno nuevo, así que todavía llevaré puesto el abrigo viejo por fuera”.

Cao Cao supo entonces que Guan Yu era un hombre leal y lo respetó por ello. Cuando Guan Yu se enteró del paradero de Liu Bei, dejó una nota para Cao Cao y se fue para seguir a Liu Bei en la batalla.

Posteriores generaciones construyeron templos para perpetuar la lealtad y la moral de Guan Yu. Un edificio nombrado “Pabellón de Primavera y Otoño” se construyó donde él leyó el libro Primavera y Otoño con una vela durante toda la noche; también se lo llama “Pabellón de gran virtud”.  Varios emperadores escribieron poemas en honor a las virtudes de Guan Yu, perpetuando la comunión de aquellos valores en el término Yì 義.

Las profundas raíces del sentido de Yì 義 en la cultura china se manifestaron también durante la Dinastía Ming y se transmitieron a través de los siglos. Si la sociedad occidental comienza a alimentarse del significado de tales valores, solo explicables a través años de experiencias vivas, agregará piedras aun más sólidas a sus cimientos.

義 Yì, justicia y lealtad
5 (100%) 1 voto


Video Destacados

Ad will display in 09 seconds