Compartir

Hace mucho tiempo, un hombre pobre visitó a sus parientes, quienes lo trataron con generosidad y amabilidad.

Después de saciarse de comida y bebida se quedó dormido en su asiento.

El anfitrión tuvo que irse y como no pudo despertar a su pobre pariente, cosió una perla invaluable en la ropa del hombre. Esta exquisita perla se llamaba “Sabiduría”. El hombre pobre y borracho, no sabía nada de lo que había pasado y desconocía que llevaba consigo una perla invaluable, por lo que todos los días luchaba por sobrevivir en la calle.

Un tiempo después, el hombre pobre y su pariente se encontraron. Viendo que el hombre seguía vestido con harapos, el pariente suspiró: “Realmente eres un tonto. Te esfuerzas por buscar ropa y comida todos los días. Pero, ¿para qué? Pensé que ya estarías viviendo una buena vida. Cuando me visitaste, te cosí una perla invaluable en tu ropa”.

Esta historia sugiere una metáfora: los dioses dieron sabiduría a los humanos antes de que llegáramos a este mundo. Pero poco a poco nos olvidamos de esta perla de valor incalculable llamada Sabiduría y estamos muy ocupados y confundidos, sufriendo y gozando las sensaciones de la vida.

Sin embargo todavía estamos a tiempo y todos podemos encontrar esa valiosa perla en nuestro interior a fin de poder despertar y trascender este mundo material.

¿Ya te suscribiste a nuestro canal de Youtube BLes Cultura?

Ir a la portada de BLes.com.

Una valiosa metáfora: “Rico pero sin saberlo”
4.5 (90%) 8 votos

Compartir


Video Destacados