MADRID (AP) — Su Real Madrid finalmente había ganado un partido, pero Julen Lopetegui no estaba de ánimo para sonreír.

El técnico del club merengue lucía abatido y habló suavemente al comparecer ante la prensa tras la reñida victoria 2-1 ante el Viktoria Plzen en la Liga de Campeones.

Lopetegui dio la impresión de que sabe que nos las tiene todas consigo, que precisa hacer mucho más para seguir en el puesto — posiblemente para rescatar su crédito como técnico en el futuro.

“Estoy contento. Sonrío poco porque soy así”, respondió el entrenador de 52 años cuando su entrevistado le dijo que parecía desanimado. “Estoy bien, agradezco tu pregunta. Me alegro que se preocupen por mí. Estoy bien, de verdad… Con un entorno de más tranquilidad iremos mejorando”.

Para salvarse, Lopetegui tendrá que salir victorioso del clásico contra el Barcelona, el líder de la Liga española, el domingo en el Camp Nou. Afronta la ignominia de ser despedido con apenas unos cuantos meses al frente de su primera experiencia como técnico de un club grande.

Su reputación quedaría golpeada con un fracaso en el Madrid tras su súbita salida de la selección de España, justo antes del Mundial de Rusia. Otro mancha para un entrenador cuya otra experiencia significativa fue un deslucido paso con el Porto de la liga portuguesa.

El Madrid visitará al Barcelona en un momento delicado en la Liga: tres derrotas en sus últimos cuatro partidos para deslizarse al séptimo lugar.

La victoria ante el Viktoria Plzen puso fin a racha de cinco partidos sin seguir, pero el desempeño ante el club checo no espantó los cuestionamientos a Lopetegui, nuevamente abucheado tras el partido. Algo similar ocurrió el pasado fin de semana al perder ante Levante en la Liga, un partido en el que el Madrid alcanzó su peor sequía goleador de la historia.

El clásico se presenta como su tabla de salvación.

“El partido del domingo es precioso, nos ilusiona y nos motiva muchísimo”, dijo Lopetegui, quien acumula seis victorias, cinco derrotas y dos empates en su ciclo al mando del Madrid.

Arquero suplente de España en el Mundial de 1994, Lopetegui no ganó títulos cuando dirigió a Porto entre 2014-16. Fue nombrado técnico de La Roja tras sus buenos resultados con las selecciones juveniles, pero siempre sometido a las dudas sobre su potencial.

Excedió las expectativas con una excelente campaña en las eliminatorias y España acudió a Rusia con chapa de favorita. Pero todo terminó en la víspera del torneo al ser despedido por no informar a sus patrones de la federación que había aceptado dirigir al Madrid.

Fue criticado por la manera cómo manejó la situación y muchos le responsabilizaron del decepcionante Mundial de España, que culminó al caer ante Rusia por la vía de los penales en los octavos de final.

Tampoco le ayudó que, justo al llegar, Cristiano Ronaldo anuncia su salida del club para fichar con la Juventus.

Este clásico será el primero en 11 años sin Cristiano o Lionel Messi, quien se fracturó el brazo derecho en la victoria del Barcelona ante el Sevilla el pasado fin de semana.

Podría ser el último de Lopetegui como entrenador del Madrid.

Lopetegui se juega demasiado en el clásico Real Madri vs Barcelona el domingo
Califique esta publicación
Categorías: Deportes


Video Destacados

Ad will display in 09 seconds