Un joven jugador de lacrosse en Delaware no puede participar en el equipo de su escuela porque tiene la cabeza demasiado grande y no le cabe el casco.

Billy Boyd, de 15 años, tiene una cabeza de 64 centímetros (25 pulgadas) de circunferencia cuando el promedio es de entre 53 y 58 centímetros (entre 21 y 23 pulgadas), reporta el diario News Journal of Wilmington.

Los cascos disponibles para ese deporte no vienen con la talla de Billy, y por lo tanto no puede competir.

Hasta ahora Billy y su padre, residentes de Cape Henlopen, han tratado de buscar cascos que se ajusten a sus medidas, pero sin éxito.

El diario Boston Globe reporta que la empresa Cascade-Maverik ha creado un casco más grande para Tehoka Nanticoke, jugador de la Universidad de Albany.

El vicepresidente a cargo de lacrosse de la empresa, Roland LaRose, declaró que posiblemente puedan fabricar un casco para Boyd ya que la compañía ha creado “un proceso de manufactura alternativo”.

Fuente de información AP

Ir a la portada de BLes

Categorías: Deportes


Video Destacados