Samantha Cerio es la protagonista de una de las imágenes más espeluznantes que ha entregado el deporte en los últimos años.

Mientras se desarrollaba la competencia universitaria de Estados Unidos, la gimnasta se rompió ambas piernas luego de fallar un mortal con giros. Pero, tras ser llevada de urgencia al hospital, ella nunca dejó de pensar en sus compañeras de equipo.

La deportista, que representaba a la Universidad de Auburn, fue acompañada por su entrenador, Jeff Graba, al recinto médico, pero ella le pidió que “fuera a ayudar a las chicas” que, a esa hora, seguían compitiendo para lograr un cupo en la final regional de la NCAA.

“Sam es el corazón y el alma del equipo. Esto es lo que ha transmitido en el equipo durante cuatro años”, contó el entrenador al medio Times-Picayune, y añadió que “su lesión fue bastante difícil de ver”.

Este pedido de Cerio fue una motivación extra para las chicas de Auburn, quienes lograron un puntaje de 197,075, el más alto de la competencia, y lograron clasificar a la final regional donde se enfrentarán a LSU, Minnesota y Utah.

“Sam es muy apasionada en todo lo que hace, especialmente con este equipo. Así que junté a todas en una ronda y les dije: ‘No nos vamos a poner tristes, no lo vamos a estar””, relató Abby Milliet, compañera de Samantha.

“‘Podemos estar tristes más tarde, porque es algo muy triste. Pero vamos a hacer lo que ella quiere que hagamos y encender la llama. Este es el momento para que tengamos una nueva llama. Sam no querría que nos rindiéramos. Ella lucharía más fuerte””, agregó la joven gimnasta.

La grave lesión de Cerio la llevó a tomar la decisión de retirarse de la gimnasia y centrarse en sus estudios de Ingeniería Aeroespacial. Desde el hospital festejó el triunfo de sus compañeras en redes sociales, comentando que “amo a mi equipo”. En respuesta, Auburn competirá desde ahora bajo el lema “háganlo por Sam”.

A través de Bío Bío Chile

Ir a la portada de BLes

Categorías: Deportes


Video Destacados