Compartir

Bobby, un gato doméstico amarillo, atigrado, desapareció de su hogar en Great Falls, Montana, Estados Unidos, hace año y medio y fue identificado por los agentes de control de animales cerca de Reno, Nevada, distante 1.500 kilómetros, a finales del mes pasado, gracias al microchip que lleva consigo.

Entre los dos puntos la distancia es de 1.500 kilómetros.

Kyle Preston, su propietario, acompaño a su hijita Erika a buscarlo por el vecindario, y con comida especial trataron de atraerlo de nuevo, pero todo fue en vano, según informó Fox News.

Fue recién el 25 de septiembre que lo encontraron y Angela Rudolph de la Sociedad de Prevención de la Crueldad contra los Animales, (SPCA, por la sigla en inglés), del norte de Nevada, dijo que “No estamos seguros de cómo llegó aquí”, porque la distancia de un punto al otro es de 1.500 kilómetros.

“La larga espera casi ha terminado, y es bueno que Kyle y Erika nunca hayan perdido la esperanza” comento el SPCA al saber que un amigo de su dueño lo podría llevar de vuelta a casa en Great Falls, de acuerdo con el mismo medio.

De todas maneras, los Preston nunca dejaron de buscar, y además de dejarle su comida favorita en la calle, también acudieron a las redes sociales, según informó CBS8.

“Publicaron en los medios sociales y se pusieron en contacto con los refugios locales. Nunca perdieron la esperanza, lo cual es increíble”.

Lo que muchos se preguntan es qué hizo la peluda mascota durante año y medio, y por supuesto no será fácil resolver la incógnita, como el mismo medio lo comento.

“Bobby probablemente se lo guardará para sí mismo”, fue lo único que atinó a responder Rudolph, de la sociedad protectora de animales.

José Ignacio Hermosa – BLes

El gato desaparece de su casa en Montana y reaparece a 1.500 kilómetros, año y medio después
5 (100%) 1 voto

Compartir
Categorías: Entretenimiento


Video Destacados

Ad will display in 09 seconds