DORADO, Puerto Rico (AP) — Un año después del impacto del huracán María, miles de puertorriqueños se han visto obligados a agotar sus ahorros, cerrar sus negocios o resignarse a vivir con daños estructurales debido a que las compañías aseguradoras no han respondido a sus reclamos.

La tormenta tomó desprevenidas a las compañías de seguros y las dejó en aprietos financieros al tener que responder a 279.000 reclamos, “una cantidad extraordinaria”, dijo un experto. Una compañía aseguradora ya quebró, dejando en el limbo más de 1.500 reclamos por un valor de 70 millones de dólares. Muchos temen que otras compañías correrán la misma suerte.

“La industria nunca ha recibido tantos reclamos”, dijo Iraelia Pernas, directora ejecutiva de la Asociación de Compañías de Seguro de Puerto Rico. “Nadie estaba preparado para eso. Ni el gobierno federal, ni las compañías aseguradoras, nadie”.

La Comisión de Seguros de Puerto Rico ha emitido multas contra siete compañías por un valor total de 2,4 millones de dólares por demoras en sus respuestas a los reclamos. Todas las compañías en el territorio estadounidense contaban con seguros a su vez, pero para algunas de ellas los montos eran insuficientes.

El comisionado Javier Rivera dijo que es demasiado pronto como para saber qué ocurrirá con Real Legacy, la empresa que quebró. Pero cree que la otra empresa que se excedió en sus límites, Triple-S, tiene suficiente capital para evitar una suerte similar.

“Definitivamente siempre habrá el riesgo de que algunos reclamos no serán gestionados”, aseveró Rivera. “Pero haremos todo lo posible”.

Michael Barry, del Instituto de Información de Seguros, una organización sin fines de lucro en la ciudad de Nueva York, dijo que es sumamente inusual que una empresa de seguros se exceda en el límite disponible: “Esto me indica que fue un evento extraordinario, que incluso excedió el peor panorama que habían anticipado”.

Hay otras dos empresas aseguradoras en Puerto Rico que son investigadas, dijo Brian O’Larte, director de evaluaciones de daños para A.M. Best, una compañía que evalúa las empresas del sector.

El huracán María no fue solamente la peor tormenta en azotar a Puerto Rico en casi un siglo, sino que lo hizo en momentos en que la isla llevaba 12 años de recesión, causando daños estimados en 100.000 millones de dólares, destruyendo la red eléctrica y obligando a negocios a cerrar durante meses. En total, María fue la catástrofe más costosa para la industria de las aseguradoras el año pasado, con pérdidas de 32.000 millones de dólares, más que las causadas por los huracanes Irma y Harvey, según un informe de Swiss Re, una compañía evaluadora del sector basada en Suiza.

Las compañías aseguradoras de Puerto Rico han pagado un total de 4.400 millones de dólares en reclamos, pero más de 13.600 pedidos no han sido evaluados, según un reporte del gobierno de la isla. Especifica que 65% de los reclamos fueron pagados y 30% fueron rechazados.

La comisión del sector recientemente inició una auditoría de todas las compañías y Rivera dijo que está inspeccionando a unas más que a otras, aunque se negó a nombrarlas. Su despacho ha recibido unos 1.600 reclamos, casi el triple que recibe en un año normal.

Pernas, de la asociación, dijo que a las compañías aseguradoras les tomó dos años pagar los reclamos por valor total de 1.200 millones de dólares tras el huracán Georges en 1998. Añadió que las solicitudes relacionadas con María son complicadas y abarcan en su mayoría a negocios, municipalidades, agencias públicas y condominios.

Compañías aseguradoras no responden a puertorriqueños tras huracán María
5 (100%) 1 voto
Categorías: Finanzas


Video Destacados

Ad will display in 09 seconds