Redacción BLes – La economía argentina está pasando un delicado momento. Sin embargo, los habitantes de este país parecen estar acostumbrados a este escenario, ya que llevan décadas de turbulencias económicas.

Es por eso que las últimas generaciones se han ido ’empapando’ de términos que en otros países no salen de la jerga financiera. Tal es el caso del concepto “riesgo país“, que aparece cada vez con mayor frecuencia en los titulares de los medios de comunicación masivos.

Qué es el riesgo país

Arriba: billete de 100 pesos argentinos. Abajo: billete de 100 dólares estadounidenses. (Imagen ilustrativa)
Arriba: billete de 100 pesos argentinos. Abajo: billete de 100 dólares estadounidenses. (Imagen ilustrativa)

El riesgo país da una idea aproximada de cuán posible es que una economía caiga en default o cesación de pago de sus deudas.

Este indicador, elaborado por la banca JP Morgan, se plasma en la sobretasa, es decir, la diferencia entre el interés que pagan los bonos de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) -considerados plenamente “seguros”- y el interés que pagan los bonos de los países emergentes.

Por ejemplo, el 25 de abril el riesgo país de Argentina alcanzó los 1.011 puntos básicos (el máximo valor desde febrero de 2014).

Eso significa que si, en ese momento, el gobierno argentino hubiese querido emitir una deuda pública a 10 años debería haber ofrecido una tasa de retorno de 12,6% anual en dólares, resultante de la suma de la tasa de los bonos del Tesoro de los EE. UU. con esa duración (2,5% ó 250 puntos básicos) y los 1.011 puntos del Riesgo País doméstico.

Comparación con otros países

Salvo por Venezuela y algunas otras economías sumamente frágiles, el Riesgo País de Argentina supera ampliamente al de otros países emergentes.

Por citar algunos ejemplos latinoamericanos, ese mismo día JP Morgan registró:

– Brasil (252 puntos)

– México (191)

– Colombia (171)

– Uruguay (169)

– Perú (101)

Riesgo País de países emergentes. (JP Morgan)
Riesgo País de países emergentes. (JP Morgan)

¿Por qué es tan alto?

Además de su largo historial de no cumplir con el pago de sus deudas y de crisis económico-financieras, la actualidad argentina presenta al menos tres grandes factores que influyen en el valor de su riesgo país: el financiero, el económico y el político.

Endeudamiento

ARCHIVO - El ministro de Hacienda de Argentina, Nicolás Dujovne, a la derecha, escucha a la directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, a la izquierda, durante una conferencia de prensa en el consulado argentino en Nueva York el miércoles 26 de septiembre de 2018. (AP Foto / Andres Kudacki)
ARCHIVO – El ministro de Hacienda de Argentina, Nicolás Dujovne, a la derecha, escucha a la directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, a la izquierda, durante una conferencia de prensa en el consulado argentino en Nueva York el miércoles 26 de septiembre de 2018. (AP Foto / Andres Kudacki)

La situación financiera de Argentina es frágil. El gobierno de Mauricio Macri asumió en 2015 con un elevado endeudamiento en moneda extranjera y por eso acudió al Fondo Monetario Internacional para conseguir financiamiento y cumplir con los pagos de capital y vencimiento de los pasivos; lo que ha generado un mayor volumen de deuda e intereses.

Además el peso argentino ya ha perdido el 52% de su valor en el último año.

En este marco, el economista Santiago Bulat, de Invecq Consultora Económica, citado por el portal Infobae, se muestra cauteloso: si bien ciertamente los actuales niveles de riesgo país se asemejan a los de marzo de 2014 -meses antes del default-, el especialista indica que “la situación financiera de hoy estaría asegurada hasta el 2020“.

Economía débil

Cartel 'se vende' en una casa argentina. (Imagen de archivo)
Cartel de venta en una casa argentina. (Imagen de archivo)

La fragilidad del gobierno de Macri para hacer frente a sus obligaciones financieras también queda expuesta en el plano de la economía real, que no ha logrado levantarla tras la ‘herencia’ del kirchnerismo: 54% de inflación anual -una de las más altas del mundo-, 6% de caída de la actividad interanual -en el primer trimestre de 2019-, y altos niveles de desempleo (9,1%) y pobreza (32% de la población).

El ‘fantasma’ de la vuelta al pasado

La expresidente argentina Cristina Fernández de Kirchner. (Imagen de archivo)
La expresidente argentina Cristina Fernández de Kirchner. (Imagen de archivo)

En tercer lugar, y no por eso menos importante, aparece el factor político.

En seis meses, Argentina elige nuevo presidente: Macri, al menos por ahora, buscará la reelección y la oposición tiene entre sus candidatos a la expresidente Cristina Fernández de Kirchner.

En efecto, a pesar de haber sido procesada en una decena de casos de corrupción, la posibilidad de que vuelva Cristina Kirchner al poder -política izquierdista enemistada con el sector privado y financiero- es otro de los motivos que generan tensión en los mercados.

José Ignacio Bano, gerente de Asesoramiento Financiero de InvertirOnline.com, resalta este factor describiéndolo -en diálogo con Infobae- como “una especie de espiral de profecía autocumplida”:

“Aparece Cristina Kirchner en el escenario político, despierta la intención de voto de una parte del electorado, por la incertidumbre política empieza a subir el dólar, caen los precios de acciones y bonos, empeora el presente económico de la gestión de Mauricio Macri y se acrecientan más las chances de Cristina”.

Mientras tanto, el riesgo país sigue subiendo.

Ir a la portada de BLes.

Temas: Categorías: Finanzas