Redacción BLes – El viceministro de Asuntos Exteriores ruso considera muy conveniente cambiar los pagos entre Rusia y la Unión Europea (UE) a euros, afirmó hoy sábado en una entrevista. 

Alexander Pankin, subjefe del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia dijo en una entrevista con el medio RIA Novosti que considera realista cambiar los pagos de las transacciones con la UE a euros ya en 2019, como ya ha acordado con Irán, especialmente en los sectores de petróleo y gas, de los que Rusia es un importante proveedor. 

“Creo que esta es una dirección prometedora. Pero es muy difícil responder a la pregunta de si esto ocurrirá en 2019 porque nuestras relaciones con la Unión Europea (no con los estados de la UE, sino con el organismo internacional) no están en su mejor momento”, aseguró. 

En este sentido el Banco Central de Rusia anunció el pasado 10 de enero una significativa reducción de sus reservas de divisas estadounidenses en favor del yuan chino, del euro y del yen japonés, según informó el medio RT.

Desde noviembre de 2018 y según informó la agencia británica Reuters, las empresas rusas de energía comenzaron a presionar a los compradores occidentales de petróleo para que utilicen euros en lugar de dólares para los pagos e introdujeron cláusulas de penalización en los contratos en lo que parece una búsqueda de protección de Moscú contra posibles nuevas sanciones estadounidenses.

Las relaciones entre Moscú y Occidente, con Washington en particular, se deterioraron tras la anexión de Crimea a Rusia en 2014. 

EE.UU., la Unión Europea (UE) y otros países reaccionaron a este acto con paquetes de sanciones contra el país euroasiático.

Sin embargo, la UE anunció en diciembre en un comunicado la determinación de la Comisión de reforzar el papel del euro a nivel global llamando a los estados miembros a que promuevan su uso más ampliamente en sectores estratégicos, como la energía. 

“En este contexto, la Comisión ha adoptado hoy una Recomendación para promover un uso más amplio del euro en los acuerdos y transacciones internacionales de energía”, dice el comunicado.

“Esto permitirá a las empresas europeas beneficiarse de una mayor autonomía y financiarse con una exposición reducida a las acciones legales emprendidas por las jurisdicciones de terceros países”, prosigue el comunicado en sutil referencia a las posibles sanciones de EE. UU. a uno de sus proveedores más importantes de energía, Rusia. 

Moscú, por su parte, se sigue desmarcando del conflicto en Ucrania, y ha asegurado que la anexión de Crimea se realizó respetando la legislación internacional y la Carta de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Ir a la portada de BLes.

Temas: Categorías: Finanzas


Video Destacados