Compartir

MOSCÚ (AP) — Un cineasta ucraniano en huelga de hambre en una prisión en Rusia está cada vez más débil y su condición ha empeorado considerablemente, dijeron el miércoles su abogado y su hermana.

Oleg Sentsov se ha negado a comer durante 87 días, en demanda de que él y otros 64 ucranianos encarcelados en Rusia y a los que llama prisioneros políticos queden en libertad.

Su abogado Dimitri Dinze dijo tras visitarlo el martes que Sentsov tiene un nivel muy bajo de hemoglobina, lo que ha resultado en anemia y un pulso muy débil. Setnsov está en el penal de la Península de Yamal, en Siberia, tras ser sentenciado a prisión en el 2015.

Dinze dijo que Sentsov se niega a ser trasladado a un hospital civil, diciendo que un médico allí amenazó con atarlo a una cama y alimentarlo a la fuerza.

Su hermana, Natalya Kaplan, dijo en Facebook tras recibir una carta de él que su condición es “catastróficamente mala” y que apenas puede levantarse de la cama.

“Escribió que el fin está cerca y no quiere decir con eso su libertad”, dijo Kaplan.

Añadió que su hermano escribió además que no estaba recibiendo ninguna carta y que se sentía en “un vacío de información”.

Sentsov es un oponente de la anexión rusa de Crimea en el 2014 y fue sentenciado en el 2015 a 20 años de prisión por cargos de conspiración para cometer terrorismo, lo que él rechaza. Se ha negado a solicitar un perdón del presidente ruso Vladimir Putin.

Naciones occidentales han pedido su libertad. El mes pasado, la Corte Europea de Derechos Humanos hizo un exhorto a Sentsov para que ponga fin a su ayuno.

Cineasta ucraniano sigue con la huelga de hambre en cárcel de Rusia
Califique esta publicación

Compartir
Categorías: Mundo


Video Destacados

Ad will display in 09 seconds