En España el Instituto Nacional de Estadística (INE por su sigla), presentó el 9 de abril los resultados de la Encuesta de Fecundidad del año 2018 de acuerdo con los cuales la mayoría de los españoles esperan hasta después de los 30 años para tener hijos.

Asimismo, el gran aumento de los abortos en España unido al envejecimiento de la población y la escasez de nacimientos sitúan a este país debajo del índice de reemplazo generacional sostenible para una sociedad.

Los datos

Así, el 80 por ciento de las mujeres de 25 a 29 años no han experimentado la maternidad; el porcentaje se eleva al 88 por ciento para el rango etario que va desde los 18 a los 30 años.

Para los hombres el porcentaje es aun mayor, el 95 por ciento de los varones menores de 30 años no son padres, en tanto que la mayoría de los hombres menores de 40 años tienen un hijo o ninguno.

Por el otro lado, a mayor edad aumenta el número de hombres con dos o más descendientes.

Las razones

Las explicaciones para esta situación se encuentran en la demanda del tiempo que requiere el desempeño de las actividades laborales, las dificultades para la armonización de la vida familiar y la laboral, así como las limitaciones económicas.

Otra circunstancia que se destaca es que a mayor nivel educativo es también mayor el retraso, siendo que para las mujeres con estudios de nivel superior el promedio de hijos es de 1,50, y para las que estudiaron la primera etapa de secundaria o menos la media es de 1,63 hijos.

También llama la atención que prácticamente la mitad de las mujeres entre 30 y 44 años estaba trabajando cuando alcanzaron la maternidad.

Igualmente, son más prolíficas las mujeres de nacionalidad extranjera que las españolas. Para el rango de edad de 30 a 34 años el promedio de las inmigrantes es de 1,2 bebés mientras que para las nacionales es de 0,69 hijos.

Como dato complementario, la natalidad en España registra mínimos históricos, tan solo comparables con los que se dieron en 1941.  

A esta situación contribuyen los abortos de los cuales, según el IPPF (Federación Internacional de Planificación Familiar), en 2017 hubo 25.350 abortos químicos, un 20% del total, lo que supone que, en realidad la cifra correcta de abortos es de 100.079, no los 94.123 que registra el ministerio de Sanidad español. 

José Ignacio Hermosa – BLes

Ir a la Portada BLes.com.

¿Conoces nuestro canal de Youtube? ¡Suscríbete!

Temas: Categorías: Mundo


Video Destacados