Compartir

Varios políticos y expertos checos apoyan un proyecto de enmienda a la ley de trasplantes que prohibiría a los ciudadanos checos visitar China para someterse a trasplantes de órganos, un fenómeno llamado “turismo de trasplantes”. Esta audaz medida pone al descubierto las prácticas poco éticas de la industria, en particular la sustracción forzada de órganos de los prisioneros de conciencia chinos.

En China, desde 2006, varios expertos detectaron un fuerte aumento de los trasplantes y del tráfico de órganos procedentes del sistema penitenciario, que, según los expertos, continúa hasta el día de hoy. Según varios expertos, personal médico y testigos, algunos grupos religiosos y étnicos son perseguidos y encarcelados en China y sus órganos vitales son sustraídos en modernos centros de trasplante. Y el régimen chino es el que está detrás de estos crímenes.

La resolución del Parlamento Europeo de 2013 y las leyes adoptadas en varios países del mundo sobre el turismo de trasplantes podrían alentar a la República Checa a adoptar dicha ley.

El senador Marek Hilšer, miembro de la Comisión de Salud del Senado, cree que la República Checa debería adoptar una ley que limite el turismo de trasplantes a China, similar a las ya aprobadas por España (2013), Taiwán (2015), Italia (2016), Israel (2006) y otros. Recientemente, Canadá estuvo debatiendo una legislación similar y Australia está considerando la introducción de una nueva ley.

“Definitivamente no debemos ser indiferentes a esto y trataré de proponer la enmienda y ver cómo se desarrolla”, dijo Hilšer, en una entrevista con la Radio Checa el 8 de diciembre de 2018.

El proyecto de ley de trasplantes cuenta con el apoyo del exministro de Cultura Daniel Herman y del bioeticista Jan Payne de la Universidad Charles de Praga. La enmienda a la ley también cuenta con el apoyo de miembros del Partido Pirata, el Comité Checo de Helsinki (CCH) y la excomisionada de Derechos Humanos Monika Šimůnková.

En la República Checa, este es el primer intento de establecer esta nueva “norma ética” en relación con la cirugía de trasplante en el extranjero y el castigo de los crímenes relacionados con el abuso de la sustracción de órganos.

El 19 de noviembre de 2018, Hilšer también anunció en una audiencia pública en el Senado, que intentaría discutir la posibilidad de modificar la ley de trasplantes. “No sé cuál es nuestra legislación, pero quiero analizarla. Y si esta prohibición no se aprueba por ley –la cual ha sido aprobada por otros países, como Canadá o Israel– procuraré garantizar que trataremos el tema”, dijo.

La Gran Época en idioma checo informó que el Senado ya encargó un análisis del tratamiento legislativo en otros países con el Instituto del Parlamento.

Herman se topó con el asunto de la persecución de los creyentes religiosos y las minorías étnicas en China durante su mandato como director del Instituto para el Estudio de los Regímenes Totalitarios en Praga. También se reunió personalmente con los autores de los informes de investigación sobre la industria de trasplantes de China en varias ocasiones.

“Apoyo plenamente la iniciativa del Senado de crear una resolución contra el turismo de órganos. Estoy convencido de que el ejemplo de Israel, nuestro aliado cercano, es muy inspirador, y podríamos seguir su ejemplo, y simplemente la aprobación de la legislación pertinente. Yo mismo quiero aprovechar la posibilidad de contactarme con algunos miembros del Parlamento y del actual Gobierno. Me refiero, en particular, al Ministerio de Relaciones Exteriores o posiblemente al Ministerio de Salud, para tomar estas iniciativas allí”, señaló Herman en una audiencia pública en el Senado el 19 de noviembre de 2018.

Payne investigó las prácticas poco éticas en la industria de trasplantes de China. Apoya la aprobación de la ley sobre el turismo de trasplantes y la concientización sobre el tema, por lo que cree que es necesario realizar un debate público sobre el asunto.

“Tengo mi propia experiencia, porque ya he tratado antes estos asuntos, así que vuelvo a mencionar el problema de que muchas personas en la República Checa simplemente no lo creen. Luego está el grupo que no quiere creerlo. Y luego hay un grupo que no puede creerlo. Así que no cambiaremos a los otros dos grupos, y no cambiaremos la política china, pero sería bueno hablar mucho sobre este asunto. Hay políticos aquí, hay periodistas aquí, para que el asunto llegue al público, para que quienes no lo pueden creer ahora, pero podrían creerlo, lleguen a creer que la realidad es verdaderamente tan espantosa”, dijo Payne en relación a una declaración sobre casos de uso de cirugía de trasplantes para aniquilar a disidentes en China.

Payne, junto con el exministro de Derechos Humanos, Michael Kocab, se convirtió en el patrocinador de la traducción al checo de “El Matadero” de Ethan Gutmann, un libro que expone el abuso del régimen chino de los prisioneros, utilizándolos como donantes involuntarios para trasplantes comerciales en los centros de trasplante de órganos de China.

(De izq. a der.) Senador Marek Hilser, exministro de Cultura Daniel Herman, bioeticista Jan Payne de la Universidad Carolina de Praga. (Capturas de pantalla por Milan Kajinek/La Gran Época)
(De izq. a der.) Senador Marek Hilser, exministro de Cultura Daniel Herman, bioeticista Jan Payne de la Universidad Carolina de Praga. (Capturas de pantalla por Milan Kajinek/La Gran Época)

Prevención del turismo de trasplantes

Debido a que luchar contra las prácticas poco éticas directamente dentro del territorio Chino no es factible para los países occidentales, sus esfuerzos se centran en minimizar la participación en el trasplante de órganos de donantes involuntarios.

“En Italia no tenemos poder para detener este crimen, pero tenemos el deber de hacer todo lo posible para no convertirnos en sus copartícipes”, dijo el senador Maurizio Romani durante un debate en el Senado italiano en marzo de 2015.

La modificación de la ley italiana también fue elogiada por el experto checo en trasplantes Dr. Štefan Vitko, miembro de la Sociedad Checa de Trasplantes.

“En la legislación italiana es notable que los pacientes que se someten a un trasplante ‘comercial’ de un órgano también se vean involucrados, y me parece que es muy eficaz. Las sanciones al personal médico también son notables”, escribió Vitko a La Gran Época en respuesta a los informes mencionados en 2016.

La enmienda italiana considera imponer elevadas sanciones económicas al personal médico por mediar en este tipo de trasplantes, al tiempo que castiga a los médicos, enfermeras o personal con una prohibición de por vida de las prácticas de asistencia médica.

El Comité Checo de Helsinki (CCH) también respondió a la acusación de que el régimen chino está aniquilando a disidentes mediante el uso abusivo de la cirugía de trasplante, utilizándolos como donantes involuntarios de órganos: “CCH expresa su profunda preocupación por los informes constantemente repetidos y creíbles sobre la extirpación involuntaria, sistemática, y autorizada por el Estado, de órganos de prisioneros de conciencia chinos, incluyendo a muchos practicantes de Falun Dafa por sus convicciones religiosas, así como a miembros de otros grupos religiosos y de minorías étnicas”.

Refiriéndose a la resolución del Parlamento Europeo No. 2013/2981 (RSP) sobre la sustracción forzada de órganos en China, el CCH “pide al gobierno checo y al Presidente de la República Checa que llamen la atención sobre la cuestión de la sustracción forzada de órganos de prisioneros de conciencia en China y que condenen públicamente las prácticas abusivas relacionadas con los trasplantes de órganos en este país, incluyendo concientizar acerca de este problema a los ciudadanos checos que viajan a China, y tomar todas las medidas necesarias para evitar cualquier tipo de turismo de trasplantes entre la República Checa y China”.

En julio de 2007, la Sociedad Checa de Trasplantes recibió una carta de Médicos contra la Sustracción Forzada de Órganos, una organización que se ocupa principalmente sobre las prácticas de adquisición de los órganos en China. “La Sociedad Checa de Trasplantes condena sin ambigüedades estas prácticas y se distancia completamente de ellas”, dijo la asociación en su sitio web.

Sustracción de órganos
Sustracción de órganos

Se revela la sustracción forzada de órganos en China

El 28 de junio de 2017, el tercer secretario de la Embajada de China en Praga, Qi Dazhuang, envió una declaración a la Radio Checa en la que negaba todas las acusaciones de prácticas abusivas relacionadas con los trasplantes de órganos.

Sin embargo, la evidencia de que el régimen chino sustrae órganos de prisioneros de conciencia se hizo pública gracias al trabajo de dos canadienses, el abogado de derechos humanos David Matas y el exsecretario de Estado canadiense para Asia y el Pacífico, David Kilgour. Su investigación indica que la mayoría de los prisioneros, que son asesinados durante el proceso, son practicantes de la disciplina espiritual Falun Dafa, una práctica milenaria basada en meditación y en valores morales que es severamente reprimida por el régimen chino desde 1999.

Desde marzo de 2006, hubo un aumento en el número de investigaciones e informes en los que se afirma que el PCCh utiliza sus fuerzas militares y de seguridad para asesinar por sus órganos a practicantes de Falun Dafa y a otros prisioneros de conciencia aún vivos. Testimonios de informantes sugieren que las autoridades utilizan el sistema penitenciario como una reserva viva de donantes de órganos que luego son asesinados a pedido.

Kilgour y Matas publicaron los resultados de su investigación preliminar en un informe de 2006, titulado “Informe sobre los alegatos de sustracción de órganos a practicantes de Falun Gong en China”.

En todo el mundo, pacientes con una necesidad desesperada por un trasplante de órgano han estado viajando durante las últimas dos décadas a China para someterse a una cirugía, donde comentan haber podido obtener un órgano compatible en semanas o meses –mucho menos tiempo que el período de espera en sus países, basados en la donación voluntaria de órganos. Pero estos turistas de trasplantes han contribuido involuntariamente al turbio negocio de la sustracción de órganos en China, donde la rápida rotación de las operaciones de trasplante se debe a que el Estado asesina a pedido, concluyeron Matas y Kilgour en varios estudios de los que son coautores sobre la sustracción forzada de órganos en China. Los dos fueron nominados para el Premio Nobel de la Paz en 2010 por su trabajo.

Ellos estimaron que el volumen de trasplantes en China puede haber alcanzado la cifra anual de decenas de miles desde el año 2000.

Nota del editor:

Falun Dafa es una práctica de cultivación de mente y cuerpo que enseña los principios de Verdad, Benevolencia, Tolerancia como una forma de mejorar la salud y el carácter moral y alcanzar la sabiduría espiritual.

Para obtener más información sobre la práctica o descargar “Zhuan Falun”, visite: FalunDafa.org. Todos los libros, música de ejercicio, recursos e instrucciones están disponibles de forma completamente gratuita.

A través de La Gran Época.

Ir a la portada de BLes

La República Checa impulsa nueva ley que impediría el turismo de trasplantes a China
5 (100%) 1 voto

Compartir
Categorías: Mundo


Video Destacados

Ad will display in 09 seconds