Compartir

Científicos revelan que una inmensa meseta que ahora se encuentra en el fondo marino entre Los Países Bajos y el Reino Unido, se hundió hace 8.000 años, y que daba sustento a todo tipo de seres vivos, incluyendo a sus pobladores humanos, de acuerdo con Live Science.

Los residuos analizados de las muestras de sedimento excavadas en esta profunda parte del Mar del Norte, permiten a los investigadores reconstruir el ambiente, el clima y otros detalles del llamado territorio Doggerland.

Doggerland acogió también seres humanos
Doggerland acogió también seres humanos

Esta región habría quedado libre del hielo de la última glaciación hace 12.000 años, y se trata de una plataforma de 260 kilómetros de longitud por 100 kilómetros de ancho, que se levanta 35 metros por encima del área circundante.

Ubicacion de Doggerbank.
Ubicación de Doggerland

El método que proporciona una imagen de la distribución topográfica del lecho marino es la teledetección, que está siendo usada en esta investigación.

“Podemos ver dónde estaban los viejos ríos. Podemos ver las tierras de turba, y podemos ver su extensión, por lo que sabemos cuán grandes son. Estamos esencialmente reconstruyendo la geografía del Mar del Norte de hace unos 10.000 años“, dijo Claire Mellett, geoarqueóloga de Wessex Archaeology, del Reino Unido.

Doggerland, la meseta hundida bajo el Mar del Norte
Doggerland, la meseta hundida bajo el Mar del Norte

También describió los sedimentos extraídos, de los que obtienen la información.

“Hemos sido extremadamente afortunados de recuperar lo que creemos es una secuencia única de sedimentos que ofrecen un registro ambiental durante un período de casi 3.500 años”, según la misma organización.

Los investigadores se basan principalmente en el estudio de los fósiles microscópicos que se conservan gracias a la turba residual que permanece sumergida.

Adicionalmente, se recuperaron restos humanos, entre ellos una porción de cráneo antiguo, y elementos intervenidos por el hombre como herramientas de piedra y fragmentos de otros artefactos.

El objetivo final es la producción de mapas de las áreas que ilustren sobre diferentes etapas históricas, desde que recién empezó a descubrirse de hielo y pasando hacia tiempos más calurosos.

“Y entonces, los árboles empiezan a volver cuando el clima se calienta. Sabemos que el bosque estaba bastante abierto y que había amplias áreas donde había pantanos, así que haremos otra reconstrucción para eso”, dijo la investigadora según Live Science.

Uno de los misterios del hundimiento de la meseta de Doggerland es la rapidez con que ocurrió, en términos de geología, lo que habría sucedido en unos 1.000 años.

José Ignacio Hermosa – BLes

Revelan los secretos de una meseta hundida hace 8.000 años bajo el Mar del Norte
Califique esta publicación

Compartir
Temas: Categorías: Mundo


Video Destacados

Ad will display in 09 seconds