Compartir

Redacción BLes – El investigador, conferenciante y escritor Dr. Cass Ingram asegura que las vacunas no son necesarias. En su libro “El milagro del orégano salvaje” afirma que las vacunas se prescriben para “prevenir” una serie de enfermedades que, en el primer mundo, no son mortales, sino condiciones virales transitorias que se pueden combatir con métodos naturales y sin los adversos efectos secundarios que las vacunas pueden tener. 

Segun el Dr. Cass, médico nutricionista, licenciado en biología y química por la Universidad de Northern Iowa (1979) y Médico Osteópata por la Universidad de Medicina Osteopática y Ciencias de la Salud en Des Moines, IA (1984), el aceite de orégano, en concreto “es la alternativa clave”, recoge el medio lewrockwell.com. 

Pero cuánto hay de verdad en esto. 

Aceite de orégano.

¿Son las vacunas la única respuesta para mantener a raya las enfermedades infecciosas, los virus, las infecciones bacterianas y los super bichos?

Ciertamente el área de vacunación en la industria farmacéutica es un lucrativo negocio. Hace 40 años solo tres o cuatro vacunas eran prescritas para los bebés, hoy en día son más de 15.

Se predice que la industria de las vacunas obtendrá ganancias de US$ 61.000 millones, para el año 2020. Cabe preguntarse, ¿se potencian las vacunas que realmente son necesarias o solo las más rentables?

Hay muchos estudios que prueban que, en ocasiones, las vacunas matan a más pacientes que las enfermedad que “previenen”. 

Durante muchos años, grupos defensores de la salud pública han instado en vano al Centro para el Control y Prevención de las Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) y a la Organización Mundial de la Salud (OMS por sus siglas en inglés) a realizar estudios que comparen poblaciones vacunadas versus no vacunadas para medir los resultados generales de salud“, afirma Robert F. Kenney Jr. en un artículo. 

En marzo de 2017 un equipo de científicos escandinavos ha llevado a cabo tal estudio y los resultados son alarmantes.

Ese estudio, fue financiado en parte por el gobierno danés y dirigido por el Dr. Soren Wengel Mogensen. Él y su equipo de científicos descubrieron que los niños africanos inoculados con la vacuna DTP (difteria, tétanos y tos ferina), durante la década de 1980 tenían una mortalidad 5-10 veces mayor que sus compañeros no vacunados. 

Hay estudios que muestran que las vacunas matan más personas que las enfermedades que combaten

¿Podría haber algo mucho más efectivo, que es seguro cuando se usa correctamente y no cuesta mucho dinero? ¿Podría haber algo que se pueda usar en casa sin riesgo de muerte? Las vacunas ciertamente presentan riesgo y una larga lista de posibles efectos secundarios entre los que se encuentra la muerte.

“También debemos preguntarnos, con todos nuestros ‘avances’ médicos y la cantidad de medicamentos que las personas están tomando, ¿por qué entonces, nuestro mundo está lleno de adultos y niños increíblemente enfermos, que se prevé que no vivirán mientras sus padres lo hagan hoy?, reflexiona el artículo del medio LewRockwell.com.

Te puede interesar: ¿Vacunarse o no? Esa es la cuestión.

Los datos hablan por sí solos, los casos de cáncer y de enfermedades autoinmunes se ha disparado. Las enfermedades neurodegenerativas, que apenas tenían incidencia a principios del siglo XX ahora son una de las mayores causas de muerte de personas mayores de 65 años. La esperanza de vida de la generación que viene será menor que la anterior, ¿cómo es eso posible?

Un creciente cuerpo de científicos, médicos y padres dicen que las vacunas no son la respuesta para mantener a las personas libres de enfermedades y, en cambio, están sobrecargando nuestro sistema inmunológico y causando problemas de salud.

Las vacunas se atribuyen la exclusividad de la mejora de la esperanza de vida en el último siglo

El historiador Leslie Albercht Huber dijo que “la mayoría de los historiadores consideran que las mejoras en las condiciones de vida, en particular las mejoras en las dietas de las clases más bajas, pueden haber tenido un impacto aún mayor”.

Las condiciones de salubridad son claves a la hora de mantener la salud

“Una nutrición mejorada mantuvo a las personas más saludables. La introducción de la patata ayudó a alargar la duración de la vida. La patata proporcionó a los campesinos un alimento barato, saludable y confiable que se convirtió en un alimento básico en muchas de sus dietas. Además, un mayor conocimiento sobre higiene y saneamiento público redujo las tasas de mortalidad, especialmente en las ciudades”. 

De hecho, es interesante saber que el primer parque público de Londres , Victoria Park, se creó debido al temor de que las enfermedades comenzaran a extenderse desde los barrios bajos (donde los habitantes no recibían mucha aire fresco) a las áreas donde vivían los ricos. “Un parque disminuiría las muertes anuales en varios miles y agregaría varios años a la vida de toda la población“, afirmó el reformador sanitario William Farr.

Son las condiciones de vida las que matan a la gente, no los gérmenes

Las condiciones de vida insalubres, el hacinamiento, la falta de agua limpia conforman el entorno preferido por las bacterias y los gérmenes para reproducirse. Como ya ocurrió en Europa entre 1.700 a 1.900, cuando la esperanza de vida era muy baja y la mortalidad infantil muy alta, esas condiciones son las mismas que encontramos en los países del tercer mundo. 

“Hoy en día, cuando en las noticias se reporta sobre la alarmante tasa de mortalidad por enfermedades contagiosas, mucha gente en el primer mundo se asusta, cree que estas enfermedades realmente son un gran problema para todos nosotros y que solo pueden confiar en las vacunas para mantenerse saludables. Las tácticas de miedo a menudo hacen que las personas cumplan con una agenda”, prosigue LewRockwell.com. 

Las condiciones de hacinamiento y falta de higiene son causa de enfermedades en el tercer mundo.

Alternativas a las vacunas y los antibióticos químicos

Cada vez hay más y más personas que eligen no vacunarse ellos ni a sus hijos, sin embargo no se puede ignorar el hecho de que las enfermedades y los virus pueden ser un problema muy serio para algunos. Por lo tanto, tenemos que saber, ¿qué podemos tomar que sea efectivo para mantener a raya las enfermedades, los virus y las superbacterias como alternativa a las vacunas y los antibióticos? 

Cada vez son más padres, médicos y científicos que consideran las vacunas inefectivas y peligrosas.

Poderosos antibióticos naturales

El uso de las plantas con fines medicinales, también conocido como fitoterapia, no es algo actual, tiene un pasado remoto e incluso sigue siendo una forma de medicina muy extendida en el mundo.

Desde tiempos ancestrales, los pueblos de todo el planeta conocían la existencia de plantas que podían causar afecciones a las personas, y otras que podían aliviarlas y mejorar su estado. En Egipto, se usaban plantas medicinales unos 3.000 años antes de Cristo.

Fue Avicena (980-1037 d. C.) quién descubrió el proceso de destilación por el que se extraen los aceites esenciales de las plantas medicinales. Los aceites esenciales contienen el poder concentrado de las plantas y se pueden usar de muchas y variadas formas sin correr los riesgos que pueden entrañar los medicamentos químicos.

Entre ellos, el aceite de orégano posee una serie de propiedades que lo convierten en una alternativa muy real e inocua (libre de efectos secundarios) a los antibióticos y las vacunas, afirma el Dr. Cass.

Ahora es comúnmente conocido entre la mayoría de los médicos que los antibióticos no funcionan muy bien en estos días y la prescripción excesiva de ellos ha causado un daño grave al sistema inmunológico de las personas. El Dr. Arjun Srinivasan, ex Director de los CDC, dijo lo siguiente sobre la crisis de los antibióticos:

Estamos en la era ‘post antibióticos’“, dijo. “Hay pacientes para quienes no tenemos terapia, y literalmente estamos en condiciones de tener un paciente en la cama que tenga una infección, algo hace cinco años, incluso podríamos haberlo tratado, pero ahora no podemos“.

Sin embargo, el aceite de orégano silvestre elimina todas las bacterias. La Universidad de Georgetown mostró en un estudio que muestra el aceite de orégano acabó con cinco bacterias resistentes como el estafilococo, la klebiella, la micobacteria, el E.coli e incluso el ántrax. Investigadores italianos descubrieron que el aceite de orégano mató a 13 tipos de bacterias.

En un artículo del Dr. Josh Axe, él compartió que hay más de 800 “(en realidad el número en el momento de escribir este artículo, ahora hay más de 1000) estudios publicados que muestran los beneficios del carvacrol (la parte curativa que se encuentra en el aceite de orégano)” destaca el medio lewrockwell.com y 583 estudios sobre el aceite de orégano para cosas tales como:

  • Infecciones bacterianas
  • Infecciones fúngicas
  • Parásitos
  • Virus
  • Inflamación
  • Cándida
  • Alergias
  • Tumores

Son muchos los estudios que avalan que el aceite de orégano es más efectivo que los antibióticos para tratar la meningitis, tosferina, problemas respiratorios, gripe o paludismo. 

Si bien la meningitis puede ser viral, fúngica y parasitaria, el tipo más grave es la meningitis bacteriana. La meningitis a menudo aparece primero como un resfriado o gripe, y para algunos niños (y adultos) puede convertirse en algo muy grave y rápido.

Se cree que la cepa de bacterias Neisseria causa meningitis y se ha demostrado que el aceite de orégano lo destruye. Para mostrarles lo potentes que son los aceites esenciales puros en general, los médicos franceses han demostrado que el aceite de limón destruye la meningitis en solo 15 minutos.

El aceite de orégano debe ser de muy buen calidad

Hay muchas marcas de aceite de orégano, pero lamentablemente no siempre son de la máxima calidad. Muchos provienen de plantas que están siendo cultivadas con el método GMO, se cree que hasta el 30% de los aceites en el mercado son así, por lo que realmente es muy importante comprar aceite que se haya extraído de plantas salvajes. 

Hay algunos estudios que demuestran que el aceite de orégano puede dañar el estómago, el hígado y el corazón, pero NO cuando proviene de una fuente genuina, silvestre y comestible de aceite de orégano. Cualquier cosa que no sea 100% natural no se debe usar, asegura el Dr. Cass. 

¿Cómo se usa el aceite de orégano?

El Dr. Cass comparte en su libro una guía sobre cómo usar el aceite de orégano. 

Niños – Edad 6 meses – 2 años

Una gota de aceite de orégano silvestre elaborado en leche o jugo, una vez al día (es posible que a los niños no les guste el sabor, en este caso pruebe otros métodos como se detalla a continuación). Puede usarse de esta forma por 1 a 10 días, pero NO exceda los 10 días de uso.
Para niños con congestión en el pecho, frío o fiebre, frote aceite de orégano en la planta de los pies al acostarse. Cubra los pies con calcetines (2-3 gotas por pie).

Niños – 2 a 5 años

Una gota de aceite de orégano en leche o jugo (o puede mezclarse con miel en una cuchara para cubrir el sabor) una vez al día con una comida.
Los niños mayores de 2 años pueden usar esto por más de 10 días.

Niños con frío o fiebre, frote aceite de orégano en la planta de los pies al acostarse, 4 gotas por pie. Para la congestión del pecho, frío o fiebre, frote 3 gotas de aceite de orégano y 3 gotas de aceite de romero en una cucharadita de aceite transportador y frote sobre el área del pecho y la garganta.

Tenga cuidado de que el niño no se frote el aceite en los ojos. ¡Puede picar!

Niños – 6 a 10 años

Una a tres gotas de aceite de orégano en jugo una vez al día, pueden usarse por varios días. Para el frío o la fiebre, frote 3 gotas de aceite de orégano en la planta de los pies al acostarse. Para la congestión del pecho, el frío o la fiebre, frote 3-5 gotas de aceite de orégano con 3-5 gotas de romero en una cucharadita de aceite portador y frote sobre el área del pecho y la garganta.

Niños – De 10 años en adelante

Dos gotas de aceite de orégano en jugo o debajo de la lengua, 3 veces al día. Para la congestión del pecho, frío o fiebre frote aceite de orégano debajo del área del pecho y la garganta de los pies (5 gotas de aceite de orégano y 5 gotas de aceite de romero con 1 cucharadita de aceite portador).

Este artículo fue redactado a modo informativo y no pretende reemplazar en absoluto la opinión de un especialista. Ante cualquier inquietud consulte a su médico.

La mayor amenaza al macro negocio de las vacunas: ¿el aceite de orégano?
5 (100%) 3 votos

Compartir
Categorías: Salud


Video Destacados

Ad will display in 09 seconds