Compartir

Existen varios métodos para realizar una mascarilla facial, y en esta en particular se observan resultados excelentes.

Con el paso de los años la piel va perdiendo elasticidad, se vuelve menos tersa y se arruga. Para aquellas personas que deseen mejorar el aspecto de su piel sin pasar por un centro de estética o quirófano, existen cremas caseras y con muy buenos resultados.

Generalmente son utilizadas a partir de los 35 años en adelante para combatir los principios de los signos de la flacidez y cuando las arrugas empiezan a hacerse notorias. En esa etapa de la vida, empiezan a disminuir los niveles de estrógenos de la piel de las mujeres, lo cual provoca que el azúcar se acumule en los tejidos, se endurezcan las fibras de colágeno naturales de la piel y se acelere el envejecimiento con la aparición de las arrugas.

Y nada mejor que utilizar cremas caseras de origen natural sin componentes que dañen la piel y puedan ayudar a tensar la piel evitando la formación de nuevas arrugas y atenuando ya las existentes.

Hoy vamos a contarles una receta única para realizar el efecto “lifting” en una mascarilla facial. Como todos sabemos las personas y las mujeres principalmente quieren lucir una apariencia joven e increíble, por tal motivo pensamos en aquellos que buscan un resultado inmediato y sin necesidad de recurrir a un centro de estética.

Utilizando clara de huevo y zanahoria, dos elementos totalmente accesibles y a mano en nuestra cocina

La clara de huevo ejerce un efecto lifting en nuestra piel, volviéndola más firme y tersa. Además contiene gran cantidad de agua y proteínas, ricas en vitamina B, etc. Es excelente para el contorno de los ojos. Puedes combinar la clara de huevo con una pasta de zanahoria, de este modo aportamos a la piel ricas vitaminas para que recupere su elasticidad, para que quede tonificada y se alivien esas líneas de expresión. La zanahoria en cambio aporta una buena cantidad de provitamina A. El efecto reafirmante es inmediato.

Cómo preparamos la mascarilla:

Toma dos zanahorias, pásalas por la batidora para obtener su jugo. No mezcles con agua, añade en ese jugo la clara de dos huevos y remueve bien. Con esta mezcla ya en un recipiente, puedes aplicártela en tu rostro poco a poco.

Para aplicar dicha mascarilla, utiliza una brocha de cerdas suaves o de no tener también sirve los pequeños discos de algodón. Deja que haga su efecto durante 20 minutos, para después, retirar con agua.

Dicha mascarilla es aconsejable utilizar una vez a la semana y los resultados se van viendo a la tercera semana de uso, es increíble y los resultados son tangibles.

¡Después cuéntanos como te fue, éxitos!

Cómo hacer una mascarilla facial efecto “Lifting” con huevo y zanahoria
5 (100%) 1 voto

Compartir
Categorías: Salud


Video Destacados

Ad will display in 09 seconds