El cáncer de nariz o carcinoma nasofaríngeo existe y suele afectar los senos paranasales y la cavidad nasal. Su peligrosidad hace que tengamos que estar alertas y para ello conviene conocer las causas que lo generan y los síntomas a través de los cuales se manifiesta.

Básicamente consiste en la aparición y proliferación de células malignas en los tejidos vinculados con la nariz, detrás de esta y por encima de la parte posterior de la garganta, nos ilustra la Clínica Mayo de los Estados Unidos.

Las áreas que suelen estar afectadas por el cáncer de nariz.

Síntomas

Este cáncer no es fácil de detectar oportunamente, en gran parte debido a que la nasofaringe es complicada para examinar y los síntomas se confunden con frecuencia con los de otras afecciones menos peligrosas.

En los inicios, la enfermedad pasa desapercibida por completo, solo es detectada cuando se revelan manifestaciones notorias como las siguientes:

  • Una protuberancia en el cuello, que no es otra cosa que un ganglio linfático inflamado.
  • Sangre en la saliva.
  • Secreción sanguinolenta por la nariz.
  • Congestión nasal.
  • Zumbido en los oídos.
  • Pérdida de audición.
  • Infecciones persistentes en los oídos.
  • Dolores de garganta y de cabeza.

Causas y factores de riesgo

En la práctica este peligroso cáncer se origina en la activación de mutaciones genéticas que producen el crecimiento descontrolado de la células normales, invadiendo los tejidos circundantes, llegando incluso a expandirse a otras partes del cuerpo (metástasis).

No se sabe qué es lo que dinamiza esas alteraciones genéticas, aunque se han aislado factores que aumentan las probabilidades de padecerlas, como el virus de Epstein-Barr, explica la Clínica Mayo.

  • Los factores de riesgo identificados incluyen el sexo, es más común en los hombres.
  • Aunque puede aparecer en personas de todas las edades predomina en los adultos entre 30 y 50 años.
  • Los alimentos curados con sal liberan químicos al ser cocinados, los que al entrar a la cavidad nasal aumentan el riesgo.
  • El virus de Epstein-Barr se vincula a varios tipos de cáncer, entre ellos el nasofaríngeo.
  • Por otra parte, ser pariente de alguien que lo padece también es un factor de riesgo.
  • Consumir alcohol y fumar tabaco también aparecen en la lista de posibles causas para contraerlo.
  • La exposición a sustancias químicas y residuos que contaminen el aire que se respira incrementan las posibilidades de enfermar.

Tratamiento

El tratamiento para deshacerse del cáncer de nariz integra radioterapia y/o quimioterapia, y con frecuencia ambos recursos son utilizados en la lucha contra el mal.

No todas las situaciones son iguales, por lo que requieren enfoques particulares para cada caso.

Radioterapia y quimioterapia son aplicados para erradicar el mal.

Prevención

No se puede decir que exista un modo específico de prevenir este tipo de cáncer, salvo minimizar los factores de riesgo expuestos anteriormente.

No existen tampoco exámenes de rutina para detectarlo a modo preventivo, aunque las pruebas de sangre en busca del virus de Epstein-Barr son medidas acertadas.

José Ignacio Hermosa – BLes

Este artículo fue redactado a modo informativo y no pretende reemplazar en absoluto la opinión de un especialista. Ante cualquier inquietud consulte a su médico.

El cáncer de nariz existe y es difícil de prevenir: estos son los síntomas y factores de riesgo
5 (100%) 1 voto
Categorías: Salud


Video Destacados

Ad will display in 09 seconds