Redacción BLes – La echinacea es una planta herbácea, perenne y tolerante a la sequía que mide 1 o 2 metros de altura. El nombre del género procede del griego echino, que significa “espinoso”, debido al disco central espinoso de la cabezuela floral.

Los entendidos en medicina natural recomiendan la echinacea para estimular nuestro sistema inmunológico, evitar el resfriado común, y como remedio eficaz contra la gripe.

También ayuda a nuestro propio sistema inmune para luchar contra las bacterias, nos prepara para la lucha contra virus y disminuye los síntomas y la recuperación.

Algunas investigaciones publicadas por la revista científica The Lancet, indican que el remedio de hierbas hecho a base de echinacea disminuye las posibilidades de contraer influenza en 85%. Los investigadores también aseguran que la planta ayuda a curar la gripe con mayor rapidez, ya que los síntomas desaparecen aproximadamente 36 horas antes de lo que es normal que duren.

La infusión de equinácea es muy buena para el resfriado y también para sanar infecciones.

La echinacea es muy eficaz cuando se trata de la gripe

Un estudio de la Universidad de Giessen, en Alemania, revela que la equinácea inhibe el virus de la gripe A: “Aunque la actividad antiviral y antibacteriana de la equinácea es muy conocida, es la primera vez que se demuestra una eficacia directa sobre el virus de la gripe A”, comentó Bernat Vanaclocha, vicepresidente de la Sociedad Española de Fitoterapia, (SEFIT).

Otros usos de la echinacea son el alivio en afecciones de la piel como el eczema y la psoriasis. Ayuda en la mejora de bronquitis, candidiasis, herpes, entre otras infecciones, de acuerdo a www.echinacea.es.

Cómo la utilizamos

Se encuentra en cápsulas con el polvo de la raíz, como tintura, en pastillas efervescentes, en gotas, en jarabe o en caramelos.

Generalmente no se debe tomar más de dos semanas seguidas, el consejo es tomar unos días, hacer un descanso y parar, para volver a empezar, como preventivo de los resfriados.

En el caso de herpes labiales, aplicar un algodón humedecido con tintura de Equinacea o jugo de la misma.

En inflamaciones cutáneas, como mordeduras de insectos o quemaduras, aplicar igualmente un algodón humedecido con Equinacea líquida.

En gingivitis, usar la equinacea a modo de infusión, añadirlo en el cepillo de dientes y hacer enjuagues con ella.

Infusión: Media cucharadita de Equinacea por taza, llevar el agua a ebullición, apagar el fuego, verter las hojas y dejar reposar 10 minutos antes de colar. Puede ayudar a su efectividad endulzar con miel y añadir zumo de limón.

*Estos consejos no reemplazan la consulta con un profesional de la salud.

¿Conoces nuestro canal de Youtube BLes Cultura? ¡Suscríbete!

Ir a la portada de BLes.com.

Temas: Categorías: Salud