Compartir

Annette Lancaster decidió que tenía que dejar su trabajo como gerente de una clínica de Planned Parenthood (Planificación Familiar) en Carolina del Norte después de una conversación particularmente difícil con una paciente allí.

Por qué se fue esta gerente de la clínica de abortos Planned Parenthood
Annette Lancaster, exgerente de la clínica de Planned Parenthood, participa en la Marcha por la Vida en Washington el 18 de enero. (Foto: cortesía de And Then There Were None)

Lancaster, de 41 años, dice que fue reclutada por un cazatalentos para dirigir la clínica de Chapel Hill después de perder su trabajo anterior.

El punto de inflexión para mí fue cuando un paciente me preguntó en la sala de procedimientos, y me miró a los ojos y me preguntó: “¿Crees que Dios me perdonará por esto?“, recuerda Lancaster.

“Sabía lo que quería decir, y sabía la respuesta que tenía en mi mente y en mi corazón”, dijo.

En cambio, Lancaster respondió con la respuesta escrita y aprobada de Planned Parenthood: “¿Crees que Dios te perdonará? ¿Crees que sirves a un Dios amoroso y perdonador?”

El momento la persigue hasta el día de hoy, dijo Lancaster a The Daily Signal en una entrevista a mediados de enero mientras estaba en Washington para la Marcha por la Vida:

“No rezo por ella tanto como debería, pero pienso en eso todo el tiempo. Se repite en mi cabeza que le mentí a esta mujer…

“No respondí a su pregunta. Debería haber renunciado en ese momento. Ese debería haber sido mi punto de ruptura para hacerme renunciar, pero solo se sumó a otras situaciones”.

“Cuando finalmente vinieron a mí y me dijeron que me habían despedido porque ya no encajaba allí, fue como una sensación de alivio porque ya tenía una carta de renuncia por escrito que mantendría conmigo”.

Lancaster se alejó después de trabajar en Planned Parenthood durante nueve meses, de agosto de 2015 a mayo de 2016.

Se convirtió en parte de una organización sin fines de lucro llamada ‘And Then There Were None’ [Y luego no quedó ninguno, organización pro-vida] poco después de salir de la clínica de Planned Parenthood.

El grupo, iniciado por Abby Johnson, que solía dirigir otra clínica de Planned Parenthood, trabaja para ayudar a los extrabajadores de aborto y a los médicos a sanar.

“La gente usa esto como un eufemismo, pero honestamente estaría muerta ahora mismo si no fuera por Abby, su ministerio y mis hermanas,” dice Lancaster, agregando:

“Empecé a beber mucho, mi marido y yo estábamos el uno contra el otro porque él estaba en contra del aborto y yo estaba a favor. Podía ver la muerte, quería que dejara la industria. Me pidió una y otra vez que dejara la industria, y no pude”.

Ahora, dice Lancaster, ella está en un buen lugar y da crédito a ‘And Then There Were None’ por su apoyo.

“Hasta el día de hoy, sigo luchando contra los ataques de depresión”, dice. “Puedo decir que estoy completamente sobria, ya no bebo más. Tuve que dejarlo porque lo usé como un mecanismo de superación que se convirtió casi en una adicción”.

Lancaster añade: “Sigo luchando con muchas cosas: pesadillas, depresión”.

“Incluso recientemente tuve que buscar apoyo, y la red de apoyo es tan fuerte que es como una red de seguridad. Incluso cuando caigo en algunas luchas, sé que van a estar ahí para levantarme en oración y para recogerme de nuevo, incluso físicamente si es necesario”.

Ginny Montalbano 

A través de DailySignal

Ir a la Portada BLes.com.

¿Ya te suscribiste a nuestro canal de Youtube BLes Mundo?

“Sigo luchando con… pesadillas, depresión”: Por qué se fue esta gerente de conocida clínica de abortos
5 (100%) 1 voto

Compartir
Temas: Categorías: Salud


Video Destacados