Por pereza perdió su fortuna predestinada