Redacción BLes – Según la sabiduría antigua china, la energía de cada persona tiene un color. Esta energía forma un campo que se ve como un aura alrededor de la persona.

Hoy en día incluso se aplican métodos para tomar fotografías de dicho campo energético y también hay personas muy perceptivas que aseguran ver con sus ojos los colores en las auras de la gente o de los objetos.

El primer nivel es rojo; cuando el espíritu y el cuerpo se elevan, después pasa a anaranjado, luego a amarillo y a verde.

videoinfo__video2.bles.com||150a27c90__

Ad will display in 09 seconds

Entonces siguiendo un orden los colores serían; rojo, naranja, amarillo, verde, índigo, azul, púrpura y “sin color”.

Según los cultivadores espirituales antiguos, cuando una persona llega al “sin color”, ya ha completado su cultivación sobre la Tierra; su cuerpo consiste de una energía más elevada que parece “sin color” o transparente. Se dice que esta es la manifestación de la energía que emana un santo o un dios.

[DESCARGA NUESTRA APP PARA RECIBIR NUESTRO CONTENIDO DESTACADO]

Sigue leyendo:

Las otras dimensiones, explicadas desde la sabiduría milenaria.

¿Tenemos un ‘tercer ojo’?: Los enigmas de la glándula pineal.

Historia de reencarnación: el poeta que se encontró con su antigua madre a los 26 años.

Temas: Categorías: 3 Mil Mundos

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.