Los legisladores del interbloque de Juntos por el Cambio se retiraron de la comisión, asegurando que el kirchnerismo busca “controlar a los fiscales”.

“No nos vamos a prestar a esta farsa. No vamos a ser cómplices del oficialismo. Quedarnos es convalidar esta iniciativa”, dijeron los diputados de Juntos por el Cambio antes de abandonar la reunión de comisión de Asuntos Institucionales, donde se trataba una propuesta para debatir modificaciones en el Ministerio Público Fiscal.

La reunión del plenario de la comisión abrió con la presentación del diputado Rodolfo Tailhade, que ofició de vocero del oficialista Frente de Todos. Luego de escucharlo, el radical Gustavo Menna pidió la palabra y dijo que el interbloque opositor se iba a desconectar de la reunión virtual. En su opinión, la mera presencia de los diputados en la discusión avalaría una discusión de un proyecto de ley que atenta contra la República y la división de poderes en Argentina.

«El interbloque de Juntos por el Cambio no consiente el tratamiento de este proyecto de ley, orientado a garantizar la impunidad, a destruir la autonomía del Ministerio Público. En la anterior reunión pretendían que se formularan por adelantado las preguntas, ahora convocaron sin dar intervención alguna a quienes son autoridades de la oposición en ambas comisiones, sin ser parte en la conformación de las invitaciones a expositores, sino que nos enteramos ayer a últimas horas de la noche. Esta es una ley que pone en amenaza el sistema republicano del gobierno”, aseguró Menna.

Luego de desconectarse, los legisladores opositores comenzaron a dialogar con la prensa. Uno de los primeros fue el jefe del interbloque, Mario Negri, que aseguró que el kirchnerismo quiere “controlar el Ministerio Público Fiscal y sembrar el miedo en los fiscales que deben investigar los delitos de corrupción”. Para el legislador de la UCR, la propuesta es una “ley perversa” que apunta a designar un nuevo Procurador de la mano de la mayoría oficialista en la Cámara Alta o nombrar un interino con el control de la Bicameral de Seguimiento y Control del Ministerio Público. En la opinión de Negri, de aprobarse esta propuesta del Frente de Todos, los fiscales quedarían “a tiro de la destitución”, de la mano de una eventual modificación del Tribunal de Enjuiciamiento por parte del kirchnerismo. “La justicia está en peligro”, aseguró.

Sin embargo, Tailhade siguió con la reunión como si nada pasara, y presentó al juez afín de la Corte de Santa Fe, Daniel Erbetta, que se manifestó en defensa del proyecto oficialista. Por su parte, los legisladores de la oposición aseguraron que realizarán audiencias públicas, para que la gente tome conciencia de la gravedad del asunto y se manifieste en contra de la modificación que impulsan desde el kirchnerismo.