Redacción BLes – Arizona se convirtió en el primer estado de EE.UU. en demandar a la administración Biden por su mandato de la vacuna COVID-19, argumentando que es una “extralimitación federal atroz” y un “asalto a nuestra soberanía”.

“Hoy hemos presentado la primera demanda en la nación contra los mandatos inconstitucionales. Arizona no tolerará este asalto a nuestra soberanía”, anunció el fiscal general de Arizona, Mark Brnovich, en un tuit el martes 14 de septiembre.

Prometió a los arizonenses que “no toleraríamos la atroz extralimitación federal de la Administración Biden sobre los mandatos de vacunas”.

En un comunicado de prensa citado por Newsmax, Brnovich también afirmó que el mandato de vacunas para los empleados federales, los contratistas federales y las empresas privadas con más de 100 empleados es inconstitucional.

“El gobierno federal no puede obligar a la gente a ponerse la vacuna COVID-19. La Administración Biden está, una vez más, burlándose de nuestras leyes y precedentes para impulsar su agenda radical”, dijo.

“No puede haber una discusión seria o científica sobre la contención de la propagación del COVID-19 que no comience en nuestra frontera sur”, dijo el fiscal general.

La demanda de Arizona se produce a menos de una semana del anuncio por parte del presidente Joe Biden sobre el mandato de vacunación contra el COVID-19 para las empresas, el 9 de septiembre, diciendo que la norma de emergencia “garantizará que sus trabajadores estén totalmente vacunados o muestren una prueba negativa al menos una vez a la semana”.

“No se trata de libertad o de elección personal”, dijo Biden. “Se trata de protegerte a ti mismo y a los que te rodean: la gente con la que trabajas, la gente que te importa, la gente que quieres”.

En sus alegaciones, Brnovich dijo que el mandato de vacunación de Biden viola la Cláusula de Igualdad de Protección al “favorecer a los migrantes que han cruzado al país ilegalmente sobre los ciudadanos estadounidenses legales”.

“La Administración Biden permite a los migrantes rechazar la vacuna, protegiendo su libertad y autonomía corporal más que a los ciudadanos estadounidenses”, añadió.

En la denuncia, Brnovich -que busca la nominación del Partido Republicano para la carrera al Senado de Arizona en 2022- afirmó que el mandato de la vacuna es “una de las mayores infracciones a las libertades individuales, a los principios del federalismo y a la separación de poderes jamás intentada por un presidente estadounidense”.

“Según nuestra Constitución, el Presidente no es un rey que pueda ejercer este tipo de poder desenfrenado de forma unilateral. Y ni siquiera Jorge III habría soñado con poder promulgar políticas tan amplias solo por un decreto real”, afirma la demanda.

El fiscal general presentó la demanda en el Tribunal de Distrito de Arizona.

El Comité Nacional Republicano (RNC) también informó a principios de este mes de su intención de demandar al gobierno de Biden por el mandato inconstitucional.

Dan Knight – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.