Redacción BLes– Un canal de televisión en Filadelfia, Estados Unidos, realizó un experimento con 100 “boletas de prueba”, para testear cómo funcionaría el voto por correo, obteniendo resultados que exponen las fallas de ese sistema, según reportó el medio Breitbart.

Ante las controversias sobre el voto por correo, el medio televisivo de Filadelfia WRDW, realizó un experimento para verificar la eficacia del sistema de correo postal y por ende su confiabilidad, teniendo en cuenta que el contexto del virus del PCCh podría hacer que se incremente la cantidad de votantes que elijan este método para evitar ingresar en lugares públicos a efectuar su voto. 

El experimento consistió en el envío de 100 boletas de simulación de voto desde toda la ciudad, a un buzón de correo postal establecido específicamente para la prueba. Unos días después del primer envío, el periodista Tony Dokoupil mostró en vivo como volvió a enviar 100 sobres más. 

Los productores del programa buscaron que todos los sobres de prueba tengan el mismo tamaño y el peso que tiene el sobre original de votación para garantizar igualdad de condiciones. 

Cuatro días más tarde, Dokoupil y su equipo fueron a la oficina de correos para verificar la llegada de los sobres enviados a su casilla personal. En un primer momento se muestra cómo el trabajador que lo atiende no puede hallarlos, y finalmente lo despide solicitándole que venga en otro momento. 

Luego de varios intentos, el periodista logra contactar a un gerente a quien tuvo que explicarle acerca del experimento que estaban realizando, y recién después de eso, encontraron lo que estaban buscando. El empleado argumentó que se habían equivocado y los sobres se encontraban en otro lado. 

Al finalizar el experimento, los resultados obtenidos arrojaron que el 21% de los votos enviados no se habían entregado pasados los 4 días. Cabe destacar que los sobres se enviaron todos desde la misma ciudad. Y el dato más relevante fue que solo llegó el 97% de los sobres. Es decir, que en caso de haber sido una votación real, por lo menos el 3% de los votantes se habría quedado sin su derecho a voto.

En abril pasado la Public Interest Legal Foundation publicó que 28 millones de sobres enviados por correo nunca llegaron a destino en la última década. Su Director y Consejero General Christian Adams dijo: “Estos representan 28 millones de oportunidades para que alguien haga trampa. El fraude en el voto por correspondencia es el más común, el más costoso de investigar, y nunca puede ser corregido después de una elección. . El status quo ya era malo para la votación por correo. La solución de emergencia propuesta es peor”.

El presidente Trump es un gran opositor del voto por correo tal como lo manifestó en reiteradas oportunidades, argumentando lo endeble que es el sistema postal en Estados Unidos, lo que generaría que se extravíen enormes cantidades de votos e incluso se puedan desarrollar elecciones fraudulentas. 

El día de ayer en su cuenta de Twitter el presidente Trump dijo al respecto de las recientes elecciones primarias de Nueva York: “La votación por correo de Nueva York está en un estado desastroso. Los votos de hace muchas semanas han desaparecido, un desastre total. No tienen ni idea de lo que está pasando. Es una elección fraudulenta. Ya se los dije. Lo mismo sucedería, pero a escala masiva, con Estados Unidos”.

En noviembre son las elecciones presidenciales de los Estados Unidos, y ante la situación actual de pandemia por el virus del PCCh muchos demócratas propusieron que una buena alternativa para que la gente no se aglomere es realizar las elecciones por correo postal. La administración Trump se opone firmemente, incluso, el propio presidente llegó a insinuar la posibilidad de extender las elecciones de ser necesario.

Andrés Vacca – BLes.com