Redacción BLesA solo 5 días de las elecciones casi 5 millones de votos aún no han sido devueltos al correo, para que finalmente sean llevados a la oficina electoral para su conteo, en los estados claves que usualmente deciden las elecciones, reportó Fox News.

En el estado de Florida se estima que faltan 1.9 millones de votos, mientras que en Nevada la cifra sería 962.000 votos, 850.000 para el estado de Michigan y 1 millón en Pensilvania. La votación ausente por correo es cuando el votante solicita a la oficina electoral el sobre para votar, lo llena y lo devuelve al correo para que este finalmente lo lleve de regreso a su lugar de origen.

Algunos estados como California apelaron a la votación universal por correo, es decir se envían sobres a todos los residentes, lo que atrajo las críticas del presidente y republicanos en general, porque en muchas ocasiones los padrones no están actualizados y los votos los recibe cualquier otra persona. Sumado a eso, los líderes demócratas de algunos estados dijeron que contarían igual los votos en los que las firmas no coincidan, dejando abierta la posibilidad para falsificar votos fácilmente.

La votación por correo fue empujada por los demócratas con la ayuda de los medios bajo la premisa de evitar riesgos de contagio del virus PCCh.

Según datos recolectados por Associated Press, a la fecha unos 35 millones de votos por correo ya han sido recibidos. Sumado a esa cifra las personas que votaron en persona, se recibieron en total al menos 71.5 millones de votos de un padrón aproximado de 240 millones.

Pero las proyecciones no son alentadoras. En muchos de estos estados claves, el servicio de correo no llegó a cumplir ni con el 70% de las entregas durante el mes de octubre. El mejor porcentaje que reportó el correo fue del 85.5%.

El problema es serio. La mayoría de los estados tienen como fecha límite el día de las elecciones para recibir los votos y que sean contados. Todos aquellos votos que lleguen después no serán contabilizados. Algunos estados como por ejemplo Nevada tienen plazo hasta el 10 de noviembre, lo cual indica que el resultado de las elecciones bien podría demorar en saberse hasta una semana después.

Aquellos que no recibieron sus votos en el correo, prometieron ir a votar en persona si hace falta. De hecho, se han visto colas largas para votar en instancias tempranas en algunos estados.

Las próximas elecciones, sea desde la perspectiva de los demócratas o los republicanos, están cargadas de una importancia histórica.

Las propuestas del partido demócrata amenazan con terminar con la forma de vida americana: eliminar la industria del petróleo, abrir las fronteras, volver a darle los trabajos a China, elevar los impuestos y salud pública gratis para todos, entre las más notables.

Y mientras en casi todo el mundo los gobiernos están girando cada vez más a la izquierda, Donald Trump ofrece seguir con el sueño americano: un gobierno enfocado en las libertades personales, en la fe, en la tradición, la ley y el orden y terminar con el globalismo que ha destruido la identidad ya de tantos países.

Alvaro Colombres Garmendia – BLes.com