Nuevas encuestas confirman la tendencia y el Apruebo se desploma más de 40 puntos en relación con el referéndum constituyente de 2020. La agencia que está detrás del fenómeno.

Este domingo se hizo pública la nueva encuesta de Plaza Pública Cadem, correspondiente a la cuarta semana de junio. En ella, la aprobación del presidente comunista Gabriel Boric se desplomó a un 34%, su nivel más bajo desde que llegó al Gobierno, y se prendieron todas las alarmas en La Moneda.

Sin embargo, tal vez el dato más importante de la encuesta es por el lado del plebisctio de salida de la nueva Constitución marxista que escribió la Convención Constituyente dominada por la izquierda, que tendrá lugar el próximo 4 de septiembre.

En el sondeo, por primera vez, la opción “Rechazo” alcanzó el 51% de la intención de voto, mientras que el “Apruebo” se mantiene en 33% y los “Indecisos” bajan a 16%. Lo destacable de estos números es que, por primera vez, aunque todos los indecisos terminen votando por el apruebo, el rechazo triunfaría.

Por primera vez además hay más gente que cree que ganará la opción rechazo (47%) por sobre quienes piensan que se impondrá la opción apruebo (44%), lo cual marca un cambio de tendencia sobre la complicada situación de Chile.

La subida del rechazo está ligada directamente a la caída de la imagen de Boric. El impopular presidente se puso la campaña del Apruebo al hombro y manchó de su mala imagen a la Constitución, que por sí misma, a pesar de sus horribles estatutos, no desagradaba a los chilenos.

Pero el vínculo de Boric con la nueva Constitución requirió de un importante trabajo de comunicación por parte del equipo que lidera la campaña del rechazo. La exitosa estrategia vino de la mano de una agencia argentina que se puso al frente de la campaña en los últimos meses.

Se trata de Agencia Numen, que otorga servicios de consultoría política y estrategia de comunicación, y ha revolucionado la manera de la derecha de encarar la “brisa bolivariana” que está viviendo Chile.

Esto quedó plasmado en otro dato de la encuesta Cadem. En cuanto a los sentimientos asociados a la propuesta constitucional, la “preocupación/temor” llega al 61%, su nivel más alto medido hasta ahora, mientras que la “esperanza” sólo alcanza un magro 33%.

La opción “Apruebo” triunfó en abril del 2020 con más del 78% de los votos, unos 5,8 millones de sufragios, y la situación empeoró aún más cuando Boric se impuso en segunda vuelta con el 55,8% de los votos.

De todos modos, en ese momento, se registró una pequeña caída en los apoyos, ya que Boric solo pudo cosechar 4,6 millones de votos, y desde su asunción, el movimiento político que defiende el Apruebo no para de perder imagen positiva. Hoy todas las encuestas marcan la tendencia que la Constitución será rechazada, pero este será solamente el primer paso en recuperar Chile.

Fuente: derechadiario.com.ar