Tras el triunfo del Apruebo en el plebiscito constitucional, el país andino acudirá a las urnas en una elección que durará dos días, en dónde los ciudadanos elegirán a los representantes que escribirán la nueva Constitución, además de concejales, alcaldes y gobernadores.

Este sábado 15 y domingo 16 de mayo se realizarán en Chile las tan esperadas “mega elecciones”, que iban a tener lugar el pasado 10 y 11 de abril, pero fueron pospuestas por decisión de la izquierda, con complicidad de Piñera, con la excusa de que estaban en un pico de contagios por la pandemia.

Alrededor de 14 millones de chilenos están convocados para los comicios, donde tendrán que elegir mediante voto popular a los futuros alcaldesconcejalesgobernadores regionales, y a los convencionales constituyentes, los encargados de escribir la nueva Constitución chilena.

Será la primera vez que se vota por gobernadores regionales en Chile, un país que históricamente tuvo una gobernanza muy unitaria y centralizada en el Presidente nacional, quien elegía a los gobernadores a dedo para cada una de las regiones. En 2017, se decidió cambiar esto y se establecieron elecciones regionales para 2020, que tuvieron que ser pospuestas por la pandemia y se unieron a las municipales y a la elección de constituyentes.

Estos últimos, sin lugar a dudas, se llevan el foco del fin de semana electoral. A pesar de que todos los constituyentes debatirán cada punto de la nueva Carta Magna, la coalición que tenga mayoría en la Asamblea Constituyente será quien decida en términos generales qué futuro tendrá Chile.

Según la encuesta realizada por la consultora internacional Ipsossólo un 43% de los chilenos saben que en los comicios de este fin de semana se votará para elegir a cuatro cargos públicos. 14% cree que son tres los cargos políticos a elegirse, 4% que son dos y 3% que es sólo uno.

Este proceso electoral es inédito en la historia de Chile, y algunas de las boletas de votación también lo son. Para esta ocasión, se han preparado 5 diseños que recibirá cada votante: una para las constituyentes, otra para los constituyentes indígenas, ya que por decisión del Congreso, los chilenos que son de pueblos indígenas podrán solicitar una boleta especial para los candidatos de su etnia, que será de color verde; otra para elegir concejalesalcaldes; y gobernadores regionales.

Para todas las boletas, la forma correcta de votar es marcando una línea vertical sobre la opción que se prefiere. Si se hace de otra forma esta línea, es posible que el voto sea anulado, objetado o sea declarado como voto blanco. Una vez seleccionado el candidato, el voto debe ser doblado, sellado con un sticker y depositado en la urna.

Principales coaliciones para la Asamblea Constituyente

Estos candidatos se distribuyen en 28 distritos que eligen de 3 a 8 representantes de acuerdo a la cantidad de habitantes. Depende la región, podrá haber desde 5 hasta 9 listas distintas para los convencionales constituyentes.

Vamos por Chile (centro-derecha)

La lista Vamos por Chile surge de la unión de todos los partidos de centro y centroderecha que forman parte de la coalición de gobierno Chile VamosEvopoliRenovación Nacional, la UDI y el PRI, que preside a nivel nacional Sebastián Piñera, más el Partido Republicano, de José Antonio Kast.

Las expectativas son altas al interior del oficialismo. Según el ministro vocero Jaime Bellolio, la coalición podría conseguir un tercio de los constituyentes, algo que permitirá que la nueva Constitución sea más mesurada que lo que la izquierda pretende.

Lista del Apruebo (centro-izquierda)

La lista buscaba unificar a todas fuerzas responsables del voto del “Apruebo”, que fue oficializado el pasado 11 de enero con casi el 80% de los votos en favor de reformar la Constitución. 

Sin embargo, por conflictos internos y la no aceptación de los partidos más extremistas, la Lista del Apruebo quedó conformada por los centro-izquierdistas Partido Socialista (PS), Partido por la Democracia (PPD), Partido Radical (PR), Partido Progresista (PRO), Ciudadanos (CIU), el Partido Demócrata Cristiano (PDC), y el Partido Liberal (PL).

Sus propuestas no se basan tanto en una reforma económica profunda, como sí proponen otros sectores, pero sí quieren incluir fuertes cuestiones sociales en el texto constitucional, como la legalización del aborto, el adoctrinamiento de género en las escuelas, la caída del sistema previsional privado, entre otras cosas.

Apruebo Dignidad (extrema izquierda)

Sin haber logrado un acuerdo con los sectores de izquierda más moderados, los partidos más extremistas de izquierda de Chile se agruparon en Apruebo Dignidad, que contará con el Partido Comunista de Chile (PCCh), Revolución Democrática (RD), ComunesConvergencia Social (CS), Partido Igualdad (PI) y la FREVS.

La coalición ha respaldado notablemente a los grupos terroristas mapuches que operan en la región de La Araucanía, al sur del país.

Estos partidos buscan cambiar completamente la estructura social, política y económica de Chile. Entre sus propuestas destaca la promoción de un Estado Plurinacional, otorgando escaños reservados en el Congreso a pueblos indígenas, como se hace en países de Medio Oriente, y quieren copiar la Constitución boliviana

Además quieren introducir el concepto de propiedad colectiva, y garantizar en la misma Constitución la estatización del agua, gas, electricidad, etc.

Otros (izquierda)

A parte de las tres grandes coaliciones, se presentarán como lista única una serie de partidos izquierdistas, como el Partido Ecologista Verde (PEV), el famoso Partido Humanista (PH), la Unión Patriótica (UP), los Ciudadanos Cristianos (CC), el Partido de los Trabajadores Revolucionarios (PTR) y varios candidatos independientes.

Mapuches

Por su parte, los pueblos originarios tendrán una lista propia, con candidatos que buscarán lograr que la Constitución garantice la plurinacionalidad y les dé derechos extras por sobre los demás chilenos.

Su cantidad de escaños está fija, de los 164 convencionales, 15 serán indígenas. Se contemplan 8 escaños para el pueblo mapuche, 2 para el pueblo aimara y uno para cada uno de los otros pueblos originarios (kawésqarrapanuiyagánquechuaatacameñodiaguitacolla chango).

Esta modalidad racista de darle un lugar solamente por su descendencia termina beneficiando únicamente a los más extremistas, como Apruebo Dignidad.

El cambio de fechas ha perjudicado seriamente a las encuestadoras. En el tiempo entre el 11 de abril y este fin de semana prácticamente no han habido encuestas confiables.

La última encuesta más confiable que se tiene es la de Data Influye, realizada en marzo pasado, donde se le daba un 37% a Vamos por Chile, un 31% a la Lista del Apruebo, un 24% a Apruebo Dignidad2% al Partido Humanista, un 1% al Partido Ecologista Verde, y un 5% entre las otras 4 listas.

Pero los últimos conflictos en Chile han aminorado aún más la imagen de Piñera, y Vamos por Chile ha bajado en su intención de voto.

Actualmente, se podría proyectar que Vamos sondea entre 30 y 35%, la Lista del Apruebo entre 28 y 33%, con Apruebo Dignidad entre 20 y 25%. Dado que hay varios ex-Concertación dentro de la Lista del Apruebo (que son más moderados), la izquierda chilena no debería poder lograr los 2/3 de la Asamblea para introducir cambios profundos, pero dada la baja cantidad y calidad de las encuestas, no se puede saber.

Los resultados estarán recién para la noche del domingo o mañana del lunes. Los resultados preliminares estarán alrededor de las 19, hora Chile.