El mandatario izquierdista respondió “sí” cuando su antiguo oponente Federico “Fico” Gutiérrez le preguntó si extraditaría a la senadora Piedad Córdoba. Usando esa lógica, nada podría interponerse en la reciente decisión de la Corte Suprema.

Al presidente de Colombia, Gustavo Petro, le llegó la hora de comenzar a cumplir promesas. Después de todo, no tuvo problemas en hacer varias —sino muchas— cuando era candidato. Lo hacen todos los mandatarios de izquierda cuando en campaña se comprometen a mejorar la calidad de vida, generar de empleos, incentivar la producción, ayudar a los pobres y un largo etcétera.

Este caso en particular tiene que ver con Piedad Córdoba. Y es que Petro, respondió un claro «sí» cuando su entonces oponente Federico «Fico» Gutiérrez le preguntó durante un debate presidencial si extraditaría a la senadora en caso de que Estados Unidos hiciera la solicitud. Por lo cual, eso remite a lo que hace pocas horas autorizó la Corte Suprema de Justicia de Colombia: la extradición de Álvaro Fredy Córdoba, su hermano.

Siguiendo la lógica que dio a entender el actual presidente, se estima que sin problema el nuevo gobierno izquierdista firme la extradición de un hombre acusado por los delitos relacionados con “tráfico de drogas ilícitas, armas de fuego y concierto para delinquir”, según la justicia de Estados Unidos.

Luego de aquel debate, la senadora Córdoba respondió y buscando contraatacar, publicó un mensaje en Twitter preguntando a «Fico» Gutiérrez si este extraditaría al expresidente Álvaro Uribe. Esto a pesar de que la Fiscalía de Colombia dejó por sentado meses después —y luego de tomar 14 declaraciones, interrogar a Uribe y practicar varias pruebas— que no hay causas para investigar al exmandatario.

Los delitos del hermano de Piedad Córdoba

Con Álvaro Fredy Córdoba las cosas son diferentes. La corte federal del Distrito Sur de Nueva York emitió la solicitud de extradición en marzo de este año. Un pedido que la Justicia estadounidense hace con pruebas de los delitos. Y aunque la Sala Penal, en el despacho de la magistrada Myriam Ávila Roldán, solo admitió que deberá responder por el delito de narcotráfico y no por lo demás cargos, es un proceso que igualmente tendrá que avanzar.

Por los otros crímenes, en relación con la posesión de armas de fuego y concierto para delinquir, la Corte Suprema de Justicia solicitó a la Fiscalía General de la Nación «iniciar una investigación por los crímenes que es señalado el hermano de Piedad Córdoba», replicó Noticias RCN de la decisión.

En mayo la máxima instancia judicial también había negado detener el proceso de extradición, tal como lo había solicitado la Senadora.

Esto pone en aprietos no solo a la funcionaria, sino al presidente Gustavo Petro. Quizá sea una de la razones de que a pocos días de la toma de posesión admitiera estar “asustado por entrar a la Presidencia de la República”.

Por Oriana Rivas – Panampost.com