Redacción BLesCongresistas estatales republicanos de Pensilvania presentaron una resolución que rechaza la certificación de los resultados de las elecciones y declara que la selección de los electores presidenciales está en disputa. De tener éxito la normativa, el poder legislativo -de mayoría republicana- podría nombrar a los delegados en el Colegio Electoral en los próximos días.

La normativa, anunciada el 27 de noviembre, establece que los poderes ejecutivo y judicial del estado de Pensilvania usurparon el poder constitucional de la legislatura para establecer las reglas de la elección del 3 de noviembre.

La resolución declara que “la selección de los electores presidenciales y otros resultados de las competencias electorales en todo el estado están en disputa” e “insta al secretario del estado y al gobernador a retirar o anular la certificación de los electores presidenciales y a retrasar la certificación de los resultados en otras contiendas electorales estatales votadas en las elecciones generales de 2020”.

La medida fue propuesta por el senador estatal Doug Mastriano en conjunto con los senadores Michele Brooks, Dave Arnold y Mario Scavello.

Entre las numerosas irregularidades que ocurrieron el 3 de noviembre, Mastriano describió que no se cumplió con el requisito de que todas las boletas por correo se reciban antes de las 8 pm; “ubicaciones de satélite” que se utilizaron fuera de los parámetros establecidos por la ley estatal; incumplimiento de los requisitos que especifican que los funcionarios electorales deben autenticar las firmas de los votantes en persona; y, entre otras cuestiones, el incumplimiento de la ley para la tabulación de las boletas ausentes y enviadas por correo defectuosas.

“Los residentes de Pensilvania queremos transparencia y responsabilidad con nuestro proceso electoral; es el sello distintivo de nuestro sistema estadounidense garantizar que nosotros, el pueblo, seleccionemos a nuestros líderes gubernamentales, incluido el presidente de los Estados Unidos”, dijo Mastriano.

“Como legisladores estatales, asumimos nuestra responsabilidad de proteger y garantizar el derecho de nuestros electores a elecciones libres y justas… Nada es más sagrado en nuestra democracia”, añadió el senador en un comunicado.

Asimismo, la resolución presentada por los senadores estatales “insta al Congreso de Estados Unidos a declarar que la selección de los electores presidenciales en esta Mancomunidad está en disputa”.

“Varias leyes electorales de Pensilvania se comprometieron durante la elección general de 2020. Las irregularidades e impropiedades documentadas asociadas con la votación por correo, el preescrutinio y el escrutinio socavaron nuestro proceso electoral y como resultado no podemos aceptar la certificación de los resultados en las carreras estatales”, afirmaron los congresistas en el texto.

“Creemos que este momento es crucial y lo suficientemente importante como para que la Asamblea General tenga que tomar medidas extraordinarias para responder a estas preguntas extraordinarias”, añadieron.

Le recomendamos:

Las tres medidas que cambiaron las reglas de la elección

El texto enumera tres medidas tomadas por los poderes judicial y ejecutivo que cambiaron las reglas de la elección.

  • El 17 de septiembre, la Corte Suprema del estado de Pensilvania amplió “ilegal y unilateralmente” el plazo para la recepción de las boletas de voto por correo, ordenó que las boletas sin matasellos fueran tratadas como oportunas y permitió que se aceptaran las boletas sin una firma de voto verificada.
  • El 23 de octubre, a petición del secretario de la Mancomunidad, la Corte Suprema del estado de Pensilvania dictaminó que no era necesario autenticar las firmas de las papeletas de voto por correo.
  • El 2 de noviembre, el secretario de la Mancomunidad alentó a ciertos condados a notificar a los representantes de los partidos y candidatos sobre los votantes por correo cuyas boletas tenían defectos.

En este marco, los senadores republicanos resaltaron que todos los cambios son contrarios al Código Electoral de Pensilvania, que exige que los votos por correo se reciban hasta las 8 p.m. del día de las elecciones, ordena que las firmas en las boletas de voto por correo sean autenticadas y prohíbe el conteo de boletas de voto por correo defectuosas.

La resolución también enumera una variedad de irregularidades electorales y posibles fraudes, incluidos algunos de los mencionados por los testigos durante la audiencia pública que se llevó a cabo en Gettysburg y que fue organizada por el Comité de Políticas de la Mayoría del Senado de Pensilvania, el 25 de noviembre.

En síntesis, la resolución plantea que la certificación de los resultados de las elecciones hecha por el secretario de estado de Pensilvania, Antony Blinken, el 24 de noviembre, fue ejercida de forma “unilateral y prematura”. 

“La Cámara de Representantes de Pensilvania tiene el deber de asegurar que ningún ciudadano de esta Mancomunidad se vea privado de sus derechos, de insistir en que todas las elecciones se lleven a cabo de acuerdo con la ley y de satisfacer al público en general de que cada voto legal se cuente con exactitud”, afirma el texto.

Próximos pasos

Con respecto a los pasos a seguir, el senador Mastriano explicó que la legislatura estatal buscará reclamar su poder para nombrar a los electores del estado en el Colegio Electoral.

Cabe destacar que tanto la Cámara de Representantes como el Senado de Pensilvania están controlados por el Partido Republicano.

Según adelantó el congresista, el proceso podría comenzar el lunes 30 de noviembre.

“Vamos a hacer una resolución entre la Cámara y el Senado”, afirmó Mastriano en el programa War Room de Steve Bannon el viernes.

“Hay mucha gente buena trabajando en esto aquí, diciendo que la resolución dice que vamos a recuperar nuestro poder. Vamos a asentar a los electores (…) Vamos a llegar a eso”, añadió.

El equipo legal de la campaña de Trump, por su parte, destacó la acción de los legisladores estatales de Pensilvania.

“¡Estamos agradecidos a la legislatura estatal de Pensilvania por su VALOR! ¡Su Resolución les quita la autoridad del Artículo II [al gobierno de Pensilvania] para nombrar delegados del Colegio Electoral después de una elección AJUSTADA!”, escribió en Twitter la abogada del equipo Jenna Ellis. 

Miguel Díaz – BLes.com